Lovere – Ponte di Legno. 226 kms.

Etapa 16

Lovere - Ponte di Legno

226Km

El martes 28 de mayo arranca la semana definitiva del 102 Giro de Italia, con una de las pruebas más duras de la edición con 226 kilómetros de montaña entre Lovere y Ponte di Legno. La decimosexta etapa es una prueba alpina que alcanza un total 5.700 metros de altitud y que sacará el lado más auténtico y espectacular de la gran vuelta italiana. 

La carrera arranca en un ascenso de más de 23 kilómetros hasta coronar el primer puerto, el Passo della Presolana. Acto seguido, y después de una pequeña bajada de 13 kilómetros, los ciclistas afrontarán una subida corta, aunque pronunciada hasta el Corce di Salven (km. 45). La oscilación del recorrido mantendrá en un constante y pronunciado sube y baja a los corredores, como ejemplifica el paso al tercer puerto, con una bajada de casi 15 kms. que da paso a la inmediata subida hasta el Passo Gavia, principal puerto de la etapa.

El ascenso al Passo Gavia, se cancela y en vez de su paso se asciende el Passo Cevo y Aprica; el Gavia es una subida de más de 70 kms. que se van pronunciando según avanza el ascenso, y que se complicará severamente a casi 20 kms. para la cima. Los últimos 16,6 kms. mantienen una inclinación media del 8%, con máximas que alcanzan el 16%. Tras coronar la Cima Coppi, los especialistas del descenso tendrán más de 50 kms. de carretera montañosa antes del último escollo.

El Paso del Mortirolo será el juez final de la etapa, con 12,8 kms. al 10,1%, incluyendo un tramos de casi 6 kms. a más del 12% de inclinación y máximas que llegan al 18%. Todo un reto para los escaladores pero también un premio, pues coronar Mortirolo puede suponer un triunfo fundamental en la lucha por el maillot rosa.

Passo Mortirolo, último escollo de la etapa 19 del Giro de Italia 2019.