Cataldo se lleva la etapa y Roglic se desinfla ante Nibali y Carapaz

Cataldo Foto: Giro de Italia

Dario Cataldo se impuso en la décimo quinta jornada del Giro de Italia 2019 en un día en donde Primoz Roglic fue el mayor perjudicado ante el ataque de Vincenzo Nibali y el buen hacer de Richard Carapaz. El corredor ecuatoriano del Movistar Team fue el mayor beneficiado sin ceder segundos ante Nibali y sumando ventaja con Primoz Roglic. Todo ello en un día en donde Landa recortó segundos con el esloveno pero vio incrementada la diferencia con Nibali y Carapaz.

Fuga culminada con victoria

La victoria fue para Dario Cataldo, del Astana Pro Team, que se impuso a Mattia Cattaneo en un día donde la fuga fue cogiendo kilómetros con respecto al grupo de favoritos y consiguieron culminarla en una etapa similar al Giro de Lombardía. Pero consiguieron culminar con once segundos de ventaja. Y es que, a falta de 66 kilómetros para el final, los dos corredores lanzaron una fuga en pareja en donde Cataldo fue el encargado de comandarla. El corredor del Astana podía así sufrir al final de etapa, pero las piernas no le fallaron y se impuso sin problemas al sprint.

Nibali cumple con las expectativas y Carapaz no cede

Por detrás, en la lucha por la general, Vincenzo Nibali atacó como se esperaba. Lanzó su ataque en Civiglio, en donde tan solo Carapaz salió a su rueda. Se quedaba Roglic, desinflado tras una avería mecánica, con Mikel Landa y ‘Supermán’ López. El corredor del Movistar Team, avistando los problemas del esloveno, fue en busca del Tiburón y su compañero de equipo, pero Nibali impuso un ritmo muy fuerte y el español no consiguió darles caza. Todo ello antes de la siempre complicada bajada, muy conocido por Nibali del Giro de Lombardía, en donde el italiano consiguió abrir un hueco de varios segundos con Carapaz. Pero el ecuatoriano no sufrió, y es que en el llano volvió a engancharse a su rueda hasta la meta, demostrando sus aspiraciones al Giro. Por detrás, Primoz Roglic daba el susto y se iba al suelo. Tomó una curva y el guarda raíl le salvó de un mal mayor.

Esta caída provocó que los tiempos fueran mayores en la línea de meta. Y es que tras Cataldo y Cattaneo llegaron Nibali y Carapaz. El crono ya rodaba y con 25 segundos de diferencia con los dos luchadores por la general entraron Supermán López y Mikel Landa. Roglic cruzaba la meta cediendo un total de 40 segundos con Carapaz, quedándose así a 47″ en la clasificación general. Todo ello antes de la segunda jornada de descanso con vistas al Mortirolo.

Deja un comentario