Richard Carapaz nueva maglia Rosa en un nuevo día de puro ciclismo

CarapazFoto: Giro de Italia
  • Carapaz lanzó un ataque que le colocó como nuevo líder
  • Landa aguantó con el grupo de favoritos sin problema

El Giro de Italia no defraudó en un nuevo día de montaña con dos puertos marcados en rojo. El Paso de Truc d’Arbe y la dura ascensión al Colle san Carlo iban a marcar a los favoritos en la lucha por el Giro de Italia. Todo ello en un día de puro ciclismo para el aficionado en plena lucha por la maglia rosa y un Movistar con una doble baza que utilizará de aquí a final de la ronda italiana.

El grupo de favoritos estaba claro después de dos días en donde Mikel Landa fue el agitador de las primeras etapas de montaña. El día comenzó con una fuga sin peligro, controlada por el pelotón. Pero ahí apareció Yates, que quería agitar el día desde el comienzo de la etapa, pero los favoritos no le dieron ninguna oportunidad. Los capos de la carrera fueron pasando los kilómetros hasta la ascensión más dura del día. El Colle san Carlo iba a hacer vibrar a todos los espectadores. Nibali, Roglic, ‘Supermán’ López y los dos Movistar Team, Richard Carapaz y Mikel Landa. El conjunto español jugaba con dos cartas y esto lo sabían en el coche del Movistar.

Carapaz, un ataque de líder

El primer movimiento se dio a 32 kilómetros para meta. Vincenzo Nibali, que busca ganar en casa, lanzó el primer ataque y vio como el resto de favoritos se fue a rueda. En el grupo de cabeza también se encontraba Mollema que no consiguió superar el esfuerzo de ayer y se descolgó. Pero ahí estuvo Richard Carapaz, que se mostró muy fuerte y lanzó un ataque crucial. Ya estaba todo en juego, y el ecuatoriano se marchó en solitario mientras que atrás Nibali, Roglic y López no seguían al Movistar. Además, Landa aguantaba con el grupo y ponía el freno para para dar una buena ventaja a Carapaz. Y es que el ecuatoriano sacó en cuatro kilómetros una renta de 16 segundos. Por detrás, Rafal Majka se unía al grupo perseguidor en busca de dar caza al escapado.

Todo estaba en juego y mientras tanto Carapaz seguía metiendo segundos a los favoritos. La ventaja se ampliaba en treinta segundos. Mientras, por detrás Nibali se situaba en cabeza para afrontar el descenso del Colle San Carlo. Todo ello sin sorpresas y con Carapaz sin ceder en su escapada. Llegó el final del descenso a falta de ocho kilómetros y Carapaz había aumentado su ventaja con hasta un minuto. Una ventaja que le hacía soñar con la victoria de etapa y, porqué no, la maglia rosa. Mientras tanto, Yates se unía a los perseguidores y sin nada que hacer en la general, se fue en busca del ecuatoriano. Todo con el fin de optar a la victoria de etapa. Pero el Movistar Team no iba a ceder en su empeño de volver a agitar el Giro de Italia. Los kilómetros llevaban a los ciclistas al final de la carrera y el grupo de favoritos cedía en su empeño. Esto le sirvió a Carapaz para ganar la etapa y hacerse con la maglia de líder.

El día de montaña volvía a dejar un día espectacular de ciclismo en Italia. Richard Carapaz se hizo con la victoria de etapa y consiguió meter siete segundos a Roglic en la general después de situarse como nuevo líder. Todo ello con Simon Yates segundo, entrando en solitario, y Vincenzo Nibali tercero, que aprovechó para llevarse los segundos de la bonificación. El propio Nibali se sitúa tercero en la general por detrás de Roglic, a un minuto y cuarenta segundos del esloveno.

Deja un comentario