Van Der Poel hace historia en un final épico en la Amstel Gold Race

Van Der PoelFoto: Amstel Gold Race
  • Alaphilippe y Fuglsang se durmieron tras varios kilómetros fugados
  • Van Der Poel hace historia del ciclismo

Mathieu Van Der Poel hizo historia en la Amstel Gold Race en donde se impuso en un final al sprint a falta de 50 metros para el final. Todo ello en un día que pasará a los anales del ciclismo.

La fuga del día estuvo formada por un grupo en donde Schar, Van der Lijke, Bole, Bernard, Sprengers, Verwilst, Meisen, Van Asbroeck, Minnaard y Baugnies eran protagonistas. Más de dos minutos y medio de diferencia con el pelotón, en donde el Astana Pro Team buscaba comandar un pelotón en busca de reagrupar a todos los ciclistas. Con sesenta kilómetros para el final, la diferencia era de más de dos minutos con las nueve cotas finales por delante. Nueve cotas en las que seis eran encadenadas, además del circuito final. El pelotón continuaba siendo comandado por el propio Astana, reduciendo la diferencia en menos de un minuto y medio.

Ataques y fugas constantes

La carrera comenzó a agitarse a falta de 45 kilómetros para el final. Mathieu Van Der Poel lanzó el primer en el que se fue en solitario junto a Gorka Izagirre. Ambos abrieron hueco con el pelotón y redujeron la diferencia a 40″ con los fugados. Estos fueron cazados varios kilómetros después, pero la acción ya había comenzado en la Amstel Gold Race. Julian Alaphilippe, uno de los favoritos, lanzó y movió la carrera con la fuga neutralizada. Se marchaba el corredor galo junto a Fuglsang (AST), quienes aventajaron en 20 segundos a Woods, Trentin y Kwiatkowski. Además, se distanciaban con 40″ al pelotón principal, donde se encontraba Alejandro Valverde. El mano a mano parecía claro, Alaphilippe y Fuglsang luchaban y mostraban una espectacular pelea en la lucha por la victoria. El primero era consciente de su punta de velocidad al sprint, mientras, el miembro del Astana era sabedor de la dificultad de vencer a Alaphilippe al sprint y comenzaron ataques constante entre ambos.

Un final histórico en una siesta sorprendente

Comenzaron los primeros movimientos en busca de dar caza a Julian Alaphilippe y Jakob Fuglsang. Schachmann saltó del pelotón en busca del segundo grupo de carrera, en donde Trentin y Kwiatkowski querían luchar por la victoria. Mientras tanto, los dos líderes momentáneos medían sus fuerzas para el final. La victoria parecía, a falta de cinco kilómetros, que iba a ser para uno de los dos. Los kilómetros pasaban y a falta de tres para el final la diferencia era de 34 segundos. Pero el final fue histórico y sorprendente. A falta de 500 metros para el final la distancia era mínima entre Fuglsang y Alaphilippe, quienes se durmieron en su pelea constante, y fueron cazados. Ahí apareció una nueva estrella ya consagrada. El corredor de ciclocross, Mathieu Van der Poel, lanzó un ataque final, les dio caza a 50 metros para el final e hizo historia.

El belga Mathieu Van der Poel del Coredon-Circus dio la sorpresa y se impuso en un final que pasará a la historia.

Deja un comentario