Viviani impone su ley en el esprint de Alhaurín de la Torre

El italiano Elia Viviani (Qucik-Step) ganó la tercera etapa de la Vuelta a España 2018, con un fabuloso esprint en Alhaurín de la Torre (Foto: La Vuelta).Foto: LaVuelta
  • Michal Kwiatkowski (Sky) continúa liderando la general con 14" de ventaja sobre Valverde (Movistar).
  • Primera etapa de La Vuelta para Viviani, que alcanza la veintena de triunfos esta temporada.
  • Quic-Step Floors suma 58 victorias en lo que va de temporada.

El italiano Elia Viviani (Quick-Step Floors) se llevó la tercera etapa de la Vuelta a España en el esprint de Alhaurín de la Torre, por delante de su compatriota Giacomo Nizzolo (Trek Segafredo) y del eslovaco Peter Sagan (Bora-Hansgrohe). En la general todo sigue igual, con el polaco Michal Kwiatkowski (Sky) en cabeza y Alejandro Valverde (Movistar) en el segundo puesto; Luis Ángel Maté retiene el maillot de montaña. Quick-Step logra su victoria número 58 de la temporada.

Viviani alcanzó la veintena de victorias en 2018 – si consideramos el maillot verde (puntos) del Giro – y confirmó que este está siendo su gran año. Lo hizo como mejor sabe, imponiéndose en su terreno: el esprint. Tampoco lo tuvo fácil, ya que el pelotón llegó armado a la meta de Alhaurín y con el desgaste de un ritmo que se mantuvo muy alto en el tramo final de la carrera.

El perfil hacía presagiar una carrera nerviosa, con pasos por montañas marcados por carreteras estrechas, que limitaban la capacidad para especular en las subidas y obligaban a ganar un buen puesto para las bajadas. Se intentaron algunas escapadas, aunque con poco éxito. La última, del austriaco Lukas Pöstlberger (Bora-Hansgrohe) que llegó a conseguir una ventaja de 18 segundos a menos de 15 kilómetros para el final. Sin embargo, el grueso del pelotón llegó junto a las proximidades de Alhaurín.

TENSIÓN EN EL FINAL DE CARRERA

En la localidad malacitana comenzaron a saltar los nervios del grupo, que comenzó a subir el ritmo cuando aún restaban dos kilómetros, en gran medida por los menos habituados a este tipo de escenarios. El mallorquín Lluis Más (Caja Rural), a algo más de un kilómetro y medio, fue el que puso toda la carne en el asador con una salida a esprint. El español consiguió aguantar un buen tramo, pero al final se impuso el peso de los grandes expertos del género. Viviani tuvo más aguante que su compatriora Nizzolo y mejor colocación que el campeón del mundo, Peter Sagan, y se llevó su primera etapa en la Vuelta a España.

Deja un comentario