Recital colombiano con Gaviria ganador de la última etapa y Bernal como campeón

El ciclismo colombiano tuvo un protagonismo completo de principio a fin en el Tour de California con Fernando Gaviria ganador de tres de las siete etapas, incluida la séptima y última, y Egan Bernal, que entró primero en otras dos, y se proclamó campeón de la ronda. (Foto: EFE)Foto: EFE
  • Gaviria: "estoy muy contento con el equipo y feliz con el maillot verde".
  • Bernal: "El triunfo es de todo el equipo".

El dominio y la clase del ciclismo colombiano tuvo un protagonismo completo de principio a fin en el Tour de California con Fernando Gaviria ganador de tres de las siete etapas, incluida la séptima y última, y Egan Bernal, que entró primero en otras dos, y se proclamó campeón de la ronda.

La exhibición de poder dada por los ciclistas colombianos, incluido Daniel Martínez, que acabó tercero en la clasificación general, hizo que algunos bromearon con la proposición a los organizadores de pensarse de cara al futuro si mantener el mismo nombre a la prueba o cambiarlo al del «Tour de los Colombianos».

Gaviria, de 23 años, del equipo belga Quick-Step Floors, trabajó para ganar su tercera etapa de la carrera de una semana en las concurridas calles de Sacramento al completar una distancia de 143 kilómetros con un tiempo de 3 horas y 7:39 minutos.

Seguido por el alemán Maximilian Walscheid y el australiano Caleb Ewan, que fueron los otros dos ciclistas que completaron el podio.

«Estoy muy contento con este Tour de California y estoy muy satisfecho con nuestro equipo», declaró Gaviria, quien superó a Walscheid en un foto-finish que lo dejó ganador de la etapa.

«Fue una semana realmente buena. Mucha gente, mucha gente colombiana», destacó Gaviria. «Mucho ambiente también. Realmente disfruté la carrera».

Mientras, Bernal, de 21 años, del poderoso equipo británico Team Sky cumplió con todos los pronósticos y se proclamó un merecido y brillante campeón al conseguir el maillot amarillo de la carrera en lo que fue su triunfo más importante como profesional al concluir la ronda con un tiempo global de 25 horas y 34:19 minutos.

El estadounidense Tejay van Garderen acabó segundo a un minuto y 25 segundos por detrás del joven campeón colombiano y por delante del también ciclista cafetero Martínez que hizo 2:14 minutos más que su compatriota y acabó tercero.

«Fue una semana realmente buena. Mucha gente, mucha gente colombiana», dijo Gaviria. «Mucho ambiente también. Realmente disfruté la carrera».

La etapa final comenzó con un largo recorrido hacia Sacramento, seguido de tres circuitos para los hombres en un recorrido con curvas pronunciadas a la derecha.

Pero ni siquiera la naturaleza técnica de esos rincones permitió que nadie se escapara, y el escenario se redujo al sprint colectivo que todos esperaban.

El alemán Marcel Kittel fue el primero en alinearse detrás de su equipo Katusha-Alpecin, tratando de ganar el mismo curso donde obtuvo la victoria el año pasado.

El equipo alemán Bora-Hansgrohe, del campeón mundial, el eslovaco Peter Sagan también se movió al frente, tratando de posicionar a su hombre rápido en busca del primer triunfo de etapa de la carrera.

Kittel todavía era el tercero en la fila debido a la velocidad del resto, y luego trató de salir al frente, mientras se unió a la lucha Ewan, que adquirió el hábito de llegar al podio esta semana, pero aún no había logrado la victoria, algo que tampoco pudo conseguir por haber salido demasiado pronto.

Gaviria y Walscheid, un corredor de gran altura, fueron los que se pusieron al frente del sprint y en un principio se pensó que el velocista alemán había sido el vencedor e inclusive levantó los brazos en señal de triunfo.

Pero luego sería la foto-finish la que estableció que Gaviria ganó por pulgas, lo que también le permitió quedarse con el maillot verde de los puntos como mejor velocista de la carrera.

«Siempre es importante llevar la camiseta. Hoy el sprint fue realmente difícil, una victoria muy cerrada», valoró Gaviria, «pero estoy muy contento con el equipo y feliz con el maillot verde».

Bernal terminó sin perder nada de la ventaja con la que llegó a la última etapa y su equipo lo protegió en todo momento para que disfrutase del recorrido y al final asegurarse la victoria.

«El triunfo es de todo el equipo por la gran labor que siempre hicieron a la hora de ayudarme a lograr una victoria especial que me hace sentir muy feliz», subrayó Bernal. «Me servirá para estar listo de cara al resto de la temporada».

Lo mismo que van Garderen, que admitió que había llegado con la ilusión de ganar la carrera, pero el quedar segundo también era un lugar importante, sobre todo porque demostró que pudo ser campeón.

Por su parte, Sagan acabó con la racha de ocho carreras consecutivas en las que al menos logró un triunfo de etapa.

«Todos los días el equipo trabajó duro y me hubiera gustado ganar una etapa para ellos, así como también para los aficionados aquí. Realmente agradezco su cálida bienvenida», declaró Sagan. «Pero al final así es el deporte del ciclismo, no siempre se puede ganar».

    Deja un comentario