Maté afirma que pasó “un calvario” en la Vuelta por una bronquitis

Maté fue homenajeado en Marbella (Foto: Luis Ángel Gómez).Foto: Luis Ángel Gómez
  • Maté fue recibido ayer por la alcaldesa de su ciudad natal, Ángeles Muñoz.
  • El de Cofidis reconoció que "recibió el consejo médico de retirarse de la prueba".

El ciclista marbellí Luis Ángel Maté (Cofidis) reconoció ayer martes que su participación en la reciente Vuelta a España se convirtió en un “calvario” tras caer enfermo con una bronquitis, aunque se mostró contento porque, a pesar de ello, consiguió llegar a la meta final en Madrid.

Maté fue recibido ayer por la alcaldesa de su ciudad natal, Ángeles Muñoz, e hizo un balance “positivo” de su séptima presencia en la ronda española, en la que estuvo dieciséis etapas como líder de la clasificación de la montaña y acumuló cerca de mil kilómetros en fugas.

Una bronquitis, que empezó a sentir tras la novena etapa en la Covatilla, le privó de aspirar a hacerse con el maillot de lunares azules, un logro que consideró que tenía “encarrilado” porque había conseguido un “buen margen de puntos” en la primera semana de la carrera.

El corredor del Cofidis explicó a los periodistas que su estado de salud fue a peor, ya que “no podía respirar”, y recibió el consejo médico de retirarse de la prueba.

Sin embargo, recalcó que él “quería llegar a Madrid”, algo que al final consiguió, aunque con “mucho sufrimiento” sobre la bicicleta.

Para Maté, la etapa más complicada en ese último tramo fue la del final en el Balcón de Bizkaia, pues indicó que “había mucha humedad”, con lo que lo pasó “muy mal”, y añadió que “luego hacia Andorra y los Pirineos el clima fue más seco” y estuvo “mejor”.

También destacó los nervios que tuvo en la segunda etapa, que salió desde la puerta de su casa en Marbella. “Estaba como un juvenil o como cuando corrí mi primer Tour”, subrayó.

El ciclista agradeció el apoyo de la afición y especialmente el de “un par de familias de Marbella y unas cuantas de Málaga” que se desplazaron hasta las etapas en el norte de España para verlo en acción, algo que “nunca” le “había pasado” y que le ha “hecho mucha ilusión”.

El marbellí del Cofidis se recupera ahora en su tierra, donde está recibiendo tratamiento médico y a la espera de saber si va a poder disputar alguna carrera más o pondrá punto y final a la temporada.

Deja un comentario