Landa y Quintana, cara y cruz del Movistar Team

Mikel Landa en el pasado Tour de Francia.
  • Landa: "Cuando he arrancado sabía que iba a ser muy difícil. Ha habido momentos en los que he pensado que era posible".
  • Quintana: "Me dolía todo el cuerpo, la cadera y casi no podía dar pedales".

El alavés Mikel Landa (Movistar) ha lamentado que su intento de fuga a 100 kilómetros de la llegada en Laruns haya quedado en nada, aunque ya sabía desde el primer momento que iba a ser “muy difícil” culminarlo con éxito. La buena actuación del equipo que lo ha intentado desde lejos con Amador y Benatti, como hombres de punta para ayudar a Landa, se ha visto empañada por la pérdida de tiempo de sus corredores Nairo Quintana y Alejandro Valverde.

Nairo Quintana ha acusado la fuerte caída que sufrió en la etapa de este jueves. “Me dolía todo el cuerpo, la cadera y casi no podía dar pedales” y por eso no ha podido seguir el ritmo de los mejores en la clasificación general”, afirmó al finalizar la etapa. “En el momento que me he quedado el objetivo era perder el mínimo tiempo posible. A ver cómo amanece mañana el cuerpo para ir a tope en la contrarreloj”, comentó. El colombiano insistía en que “la etapa ha sido muy dura y todos hemos pasado un día muy duro”, ha insistido a la conclusión de la etapa.

LANDA CON LOS MEJORES

Por su parte, Mikel Landa se mostraba satisfecho con el trabajo realizado, pero se le intuía que le hubiese gustado haber podido hacer algo más. “Cuando he arrancado sabía que iba a ser muy difícil. Ha habido momentos en los que he pensado que era posible y en otros que no”, ha explicado sobre el desarrollo de la decimonovena etapa del Tour 2018.

“Ahora el objetivo es hacer una buena contrarreloj y asentarme en la clasificación, además de volver a tener regularidad”, ha comentado. El alavés ha calificado como “una lástima” el no haber tenido finalmente opciones de pelear por el que hubiera sido su primer triunfo de etapa en la Grande Boucle porque “siempre hay intereses cruzados”.

Sobre el tan lejano ha explicado que en el equipo sabían que era la forma de intentar hacer daño y por eso “había que probar desde lejos”, a la vez que buscaban un nuevo “triunfo de etapa y el podio, porque la general sabíamos que estaba más complicada”. Landa ha agradecido el gran trabajo que han realizado todos sus compañeros de equipo en su intento, sobre todo el costarricense Andrey Amador.

El balance que hace del primer Tour de Francia al que ha venido como líder es que ha tenido “momentos de todo, buenos y malos” con “un buen sabor de boca porque era la primera vez que venía a intentar hacer algo, aunque el año pasado en Sky fui cuarto”. De su compañero Nairo Quintana ha comentado que tal vez “no estaba tan fresco por la caída que sufrió ayer y supongo que le ha pasado factura”.

Deja un comentario