El equipo ideal del Giro de Italia 2018

Tras el Giro de Italia 2018, desde La Guía del Ciclismo hemos elaborado el equipo ideal de la edición 101 de la vuelta italiana. Encontraremos los ciclistas que han hecho del Giro 2018 una de las ediciones más bonitas y espectaculares de los últimos años.Foto: El equipo ideal del Giro de Italia 2018
  • Froome, Supermán López, Carapaz y Viviani, Top-4 del Giro.
  • Wout Poels, Sam Oomen, Mikel Nieve y Sebastien Reichenbach, Top-4 gregarios del Giro.

Tras el Giro de Italia 2018La Guía del Ciclismo elabora el equipo ideal de la edición 101 de la ronda italiana. En ella encontramos por méritos propios al hombre más en forma de la carrera Chris Froome, a los dos mejores ciclistas jóvenes de la carrera, Miguel Ángel López y Richard Carapaz, que ha sido una de las revelaciones de la carrera y Elia Viviani como el mejor sprinter de la carrera con cuatro victorias. Respecto a los gregarios muchos han sido los que han destacado, desde la revista hemos querido premiar por diferentes motivos a Wout Poels, Sebastien Reichenbach, Mikel Nieve y Sam Oomen. Un Giro 2018 que sin duda ha protagonizado una de las ediciones más bonitas y espectaculares de los últimos años. Ocho ciclistas que conforman así el equipo ideal del Giro de Italia 2018.

Chris Froome – El líder

El británico Chris Froome (Sky) venció su primer Giro de Italia en la edición 101 de la carrera italiana lo que le llevó a entrar en el Olimpo del ciclismo uniéndose a Bernad Hinault y a Eddy Merckx como únicos ciclistas en la historia capaces de ganar las tres grandes vueltas de forma consecutiva. Froome comenzó el Giro con una caída en el reconocimiento de la contrarreloj disputada en Israel. Con el regreso del Giro a Italia, Froome perdía casi un minuto de diferencia con Dumoulin, aunque el británico no perdía la esperanza de optar al Giro en la última semana. Pero, aunque las esperanzas no decaían, Froome continuaba perdiendo segundos llegando a estar a más de tres minutos del líder, Simon Yates. Pero llegó el Zoncolan y Froome resurgió de sus cenizas, donde consiguió su primera victoria. Demostró que no daba nada por perdido y comenzó a recortar segundos a su compatriota Yates. Pero fue en la decimonovena etapa cuando Froome se vistió de rosa. El británico atacó a más de 80kms en el segundo día del tríptico de montaña y nadie pudo seguirle. Yates, que defendía la ‘maglia’ entró a más de media hora mientras que Dumoulin, con tres minutos de retraso iba a ser su único rival. Al día siguiente dejó claro a Dumoulin que el Giro se iba para Gran Bretaña, en lo que significó la primera victoria para Froome y para su país. El líder se coronaba campeón vestido de rosa.

‘Supermán’ López 

El colombiano Miguel Ángel López (Astana) demostró en el Giro de Italia que está hecho de otra pasta y será una de las referencias del pelotón internacional en los próximos años. El colombiano del Astana, apodado ‘Supermán’ concluyó tercero en la gran vuelta, consiguiendo así su victoria más importante. Fue en la decimocuarta etapa, en la subida al Zoncolan cuando López se introdujo en el top-10 de la carrera, sexto para ser exactos. A partir de ahí no dejó de crecer en el Giro y sin desfallecer se aprovechó del hundimiento de Simon Yates, Domenico Pozzovivo y Thibaut Pinot. En frente tuvo a Carapaz, con quien en la penúltima etapa estuvo presente en la fuga que desembocó el ataque de Dumoulin a Froome, en la que ‘Supermán’ López se aseguró el tercer puesto del Giro de Italia 2018.

Richard Carapaz 

El ecuatoriano Richard Carapaz (Movistar) fue la revelación del Giro de Italia 2018. El joven ciclista dio a su país, Ecuador, su primera victoria en la gran vuelta italiana además de un merecido cuarto puesto en la general. Carapaz llegaba como líder del equipo junto a Dayer Quintana Carlos Betancourt, después de confirmarse la ausencia de Marc Soler. Carapaz se mostraba confiado antes del inicio del Giro, y así lo demostró. Fue en la octava etapa cuando el ecuatoriano venció en solitario y llevó a la cima del ciclismo a su país. Era con ello malliot blanco que le colocaba como mejor joven de la general. Con la victoria de etapa se colocaba entre los diez primeros de la general, lugar del que no salió y acabó concluyendo el Giro en cuarta posición después de una dura pugna con ‘Supermán’ López. Además, y al igual que el colombiano, se aprovechó del hundimiento de Simon Yates, Domenico Pozzovivo y Thibaut Pinot. Fue la revelación de un Giro del que nunca despegó los pies de la carretera como él mismo afirmó.

Elia Viviani 

El italiano Elia Viviani (Quick Step) se alzó como mejor sprinter del Giro 2018 después de su gran actuación que le llevó a ganar cuatro etapas y el malliot verde que le coronó como líder por puntos de la gran vuelta italiana. Viviani venció su primer sprint en la segunda etapa, haciendo de su condición de favorito realidad, por delante de Jakub Mareczko (Willier)y de Sam Bennett (Bora). Al día siguiente, en la tercera etapa, Viviani volvió a alzar los brazos al cruzar la línea de meta, donde estuvo a punto de perder la etapa por adelantarse en la celebración. Pese a ello, el italiano continuaba intratable al sprint y ganaba así su segunda etapa consecutiva. No todo iban a ser alegrías para el flamante fichaje del Quick Step y es que en la séptima etapa quedó segundo al sprint por detrás de Bennett, al quien había arrebatado la tercera etapa. Pero en la decimotercera etapa se desquitó y volvió a ganar una nueva, la tercera con un final contra el que nadie pudo hacer nada. Todo ello en un precioso duelo con Sam Bennett. Su última victoria de etapa llegó en el día de transición antes del tríptico de montaña donde Froome se hizo con el Giro. El decimoséptima día le volvió a coronar como ganador de una nueva etapa, algo que quiso hacer en la llegada a Roma pero que Bennett le arrebató en el último suspiro a las puertas del Coliseo romano.

Wout Poels

De los cuatro gregarios elegidos, Wout Poels (Sky) ha destacado por ser el fiel escudero del campeón del Giro, Chris Froome. Poels ha sido fiel en las etapas de montaña, en las cuales Froome ha conseguido dar la vuelta a un Giro histórico. El primer día clave del holandés fue en la subida al Zoncolan, entrando séptimo pero haciendo que Froome coronase el puerto más duro del mundo en primer lugar. Pero no quedó ahí la cosa y en la penúltima etapa, después del ataque de más de 80 kilómetros del británico el día anterior, Poels fue un gregario necesario y espectacular para Froome, con el que combatió los intentos de ataque de Dumoulin en la lucha por la ‘maglia’ rosa.

Sam Oomen

El jovenvísimo Sam Oomen (Sunweb) mostró en el Giro de Italia porqué es una de las promesas del Team Sunweb. El holandés mostró su gran nivel como gregario de Tom Dumoulin, quien compitió desde el principio de la gran vuelta por la ‘maglia’ rosa y necesitó de un gregario a la altura de Oomen. Con tan solo 22 años (cumplirá 23 el 15 de agosto), Oomen ayudó a su compañero a hacerse con la ‘maglia’ rosa de líder tras la primera etapa y luchar hasta el final por volver a conseguirla tras perderla en la segunda. Dumoulin se mantuvo segundo hasta el final, pero no consiguió alzarse como campeón pese al gran esfuerzo de Oomen, quien lo acompañó hasta el final, cuando en la vigésima etapa luchó frente a Froome por recortar los 40 segundos de diferencia.

Sebastien Reichenbach

El suizo Sebastien Reichenbach (Groupama FDJ) fue la gran demostración de lo que un gregario debe hacer por su líder de equipo. Se mantuvo fiel en todas las etapas de montaña para que Thibaut Pinot, líder del Groupama FDJ, pudiera optar a un Giro del que acabó retirándose. Reichenbach no cedió en su intento de ver a su compañero campeón y le llevó a acabar segundo en la novena etapa, además de meterle entre los cinco primeros de la general durante gran parte de la vuelta italiana. Un Reichenbach que vio su trabajo yéndose al traste después de que Pinot tuviera que retirarse con fiebre y deshidratación.

Mikel Nieve

El último, que no menos importante, fue el español Mikel Nieve (Mitchelton) como gregario de Yates. Al igual que Reichenbach, fue necesario para ver un Giro de Italia espectacular, y la retirada de su jefe de filas llevó al ciclista del Mitchelton Scott a ganar la penúltima etapa con un ataque que le hizo llegar en solitario a la meta. Mikel Nieve hizo que Yates liderara el Giro 2018 durante trece etapas, acompañando al británico en la subida al Zoncolan donde apenas perdió segundos con Froome. Tenía el Giro en su mano y en Nieve un compañero seguro, pero las fuerzas flaquearon y el líder del Mitchelton acabó vigésimo segundo la vuelta italiana.

Deja un comentario