Oscar Rodríguez: «No me lo creo, no me lo creo, no me lo creo»

Óscar Rodríguez (Euskadi-Murias) no paró de repetir Foto: PhotoGomezSport.
  • "Cuando he pasado a Majka y al otro (Teuns) he visto que tenían mala cara, yo podía ir más rápido".
  • Óscar contó "una anécdota" que le ocurrió en una etapa de la Vuelta a Castilla y León.
  • "Me caí, me di un trompazo y me rompí la cara. Esto ha sido el destino".

Óscar Rodríguez Garaicoechea (Euskadi-Murias) no paró de repetir «no me lo creo, no me lo creo, no me lo creo» tras llegar en la meta de La Camperona como ganador de la decimotercera etapa de la Vuelta a España, una de las jornadas más importantes de esta edición de 2018.

Tras estar unos minutos sin resuello después de llegar primero a un puerto de la entidad del de hoy, el navarro (23 años) aseguró que «no pensaba que podía ganar». «No me lo creo, no me lo creo, no me lo creo», no paraba de decir en meta el de Burlada, que confesó no pensar «en nada» al pasar la meta «porque no me lo creo».

El ciclista navarro de 23 años afirmaba que «no pensaba que estuviera a mi alcance y menos en la Vuelta a España», dijo Óscar, acordándose de su «novia, que esta ahí abajo (viendo la etapa)», de su «familia» y de su «equipo», un Euskadi-Murias «para el que va a ser algo fenomenal» este triunfo de hoy.

Sobre su final de carrera, dijo: «Cuando he pasado a (Rafal) Majka y al otro (Dylan Teuns) he visto que tenían mala cara, yo podía ir más rápido, les he pasado y he visto que ganaba». Óscar Rodríguez contó «una anécdota» que le ocurrió en una etapa de la Vuelta a Castilla y León con final precisamente en La Camperona. «Me caí, me di un trompazo y me rompí la cara. Esto ha sido el destino», se felicitó el del Euskadi-Murias.

Deja un comentario