El pavés de Roubaix cierra la primera semana del Tour y da paso a la alta montaña

La temida etapa del pavés, venerada y odiada casi a partes iguales en el pelotón del Tour, cierra el primer tercio de la carrera antes de la montaña.Foto: París Roubaix

La temida etapa del pavés, venerada y odiada casi a partes iguales en el pelotón del 105 Tour de Francia, cierra el primer tercio de la carrera antes de empezar a afrontar, en las dos próximas semanas, la alta montaña de los Alpes y los Pirineos.

La organización de la carrera gala ha preparado una etapa con el mayor número de tramos de pavés de los últimos años desde la década de los años 90 con un total de 21,7 kilómetros adoquinados repartidos en quince tramos. El viaje llevará al pelotón desde Arras hasta Roubaix con un recorrido de 156,5 kilómetros en los que los diferentes tramos de pavés se afrontarán entre el kilómetro 47,5 el primero hasta el 148,5 el decimoquinto.

Entre los aspirantes al triunfo de etapa en Roubaix estarán los ganadores de las cuatro últimas ediciones como el eslovaco Peter Sagan (Bora Hansgrohe), en 2018; el belga Greg Van Avermaet (BMC), en 2017;  y Niki Terpstra (Quick Step), en 2015, entre otros que son auténticos especialistas sobre este terreno.

Las últimas veces que el Tour ha incluido el pavés en su itinerario han sido: en 2015, 13,3 kilómetros; en 2014, 13 km; en 2010, 13,2 km; en 2004, 3,9 km; y en 1989, 8,5 km. En esta etapa lo que no habrá será ningún alto puntuable para la clasificación de la montaña.

En esta novena etapa el Punto Bonificado, con 3, 2 y 1 segundos, estará situado a 18 kilómetros de la llegada, en Wannehain, además de otorgar bonificaciones de 10, 6 y 4 segundos para los tres primeros clasificados.

Perfil de la novena etapa del Tour de Francia 2018.

    Deja un comentario