Valverde: “Sabiendo que tenía piernas para ganar, me queda un sabor agridulce”

Alejandro Valverde Giro de LombardíaFoto: Luca Bettini
  • El murciano finalizó segundo en El Giro de Lombardía

Alejandro Valverde (Movistar Team) volvió a quedarse con la miel en los labios en El Giro de Lombardía, la última carrera del calendario internacional de clásicas, con una segunda posición tras Bauke Mollema (Trek-Segafredo) siendo el español el más entonado de los grandes favoritos en el terreno físico.

El neerlandés supo aprovechar la falta de entendimiento entre las principales figuras en la penúltima y decisiva ascensión a Civiglio, a menos de 20 km del final. En ella y en su descenso, Mollema abrió un hueco de más de medio minuto sobre un grupo donde Valverde, había contado con el apoyo de Jaime Castrillo (Movistar), controlando hasta la fase decisiva, y un gran Rubén Fernández (Movistar). Valverde dio caza en San Fermo a Roglic (Jumbo-Visma) y trató de marcharse en solitario a por Mollema tras coronar dicha última subida, pero no pudo ya reducir los 25 segundos con los que inició el descenso hasta Como.

Valverde, cazado por el grupo perseguidor antes del sprint, tuvo aun así fuerzas para contener a Bernal (Ineos) en la llegada y garantizarse la segunda posición. Una medalla de plata  que a su vez conlleva un premio extra: un paso casi decisivo para asegurar que España disfrute del cupo máximo, 5 ciclistas, en los JJOO de Tokio 2020 frente a una Eslovenia que logró hoy tan solo un séptimo puesto con Roglic.

“Estoy satisfecho con la segunda plaza, pero sabiendo que tenía piernas para ganar, me queda un sabor agridulce. Es una carrera importante, me encanta y de ahí esa sensación final. Ha habido mucho control en la parte final y eso facilita que un corredor solo, menos vigilado, pueda llegar. Bauke ha sabido aprovecharlo para atacar, arrancar fuerte y mantener bien. Le doy la enhorabuena; es justo vencedor”, dijo el murciano.

“He intentado arrancar en San Fermo, pero una vez cazado no quería seguir intentando cuando quedaba aún San Fermo, y también lo he probado ya al coronar, pero, viendo que venían casi al lado, he esperado para tirar con ellos y ver si podíamos recortar a por Bauke. Unas veces se gana y otras se pierde; así son las cosas. El año que viene tendré 40 años y será difícil aspirar a ganar, pero ya estáis viendo que aquí sigo, incluso mejor que otros años, lo cual me sigue sorprendiendo”, explicó Valverde sobre su carrera.

Deja un comentario