Philippe Gilbert logra la primera victoria belga en La Vuelta 2019

Foto: PhotoGomezSport
  • Primoz Roglic (Jumbo Visma) mantuvo el maillot rojo de la carrera al aguantar un tímido ataque de Supermán López (Astana Pro Team) en las rampas finales de Arraiz.

Philippe Gilbert logró la segunda victoria del Deceuninck Quick Step en La Vuelta 2019 al lanzar un duro ataque en las rampas finales del alto de Arraiz y llegó en solitario a la meta de Bilbao con tan solo 3 segundos de diferencia sobre Alex Aranburu (Caja Rural) y Fernando Barceló (Euskadi Murias), segundo y tercero respectivamente. Mientras que Primoz Roglic (Jumbo Visma) mantuvo el maillot rojo de la carrera al aguantar un tímido ataque de Supermán López (Astana Pro Team) en las rampas finales de Arraiz.

La carrera disputada entre el Circuito de Navarra y Bilbao sobre 175 kilómetros comenzó lanzada, pero sin que se pudiese formar la fuga del día. Muchos ataques rápidamente neutralizados hicieron que la fuga de la jornada se formara en el kilómetro 107 de carrera, al formarse un corte en cabeza del pelotón que contó con el permiso del gran grupo para hacer camino y que estaba compuesto por 19 ciclistas.

El grupo formado por Felix Grosschartner (Bora-Hansgrohe), Tsgabu Grmay (Mitchelton-Scott), José Joaquín Rojas (Movistar Team), Manuele Boaro (Astana Pro Team), Philippe Gilbert, Tim Declercq (Deceuninck-Quick Step), Tosh van der Sande (Lotto Soudal), Nikias Arndt (Team Sunweb), Jacopo Mosca (Trek-Segafredo), Valerio Conti, Marco Marcato (UAE Team Emirates), Álex Aranburu, Jonathan Lastra (Caja Rural-Seguros RGA), Fernando Barceló, Cyril Barthe (Euskadi-Murias), Willie Smit (Katusha-Alpecin), Heinrich Haussler (Bahrain-Merida), Fran Ventoso (CCC Team) y John Degenkolb (Trek-Segafredo) llegaba a coger más de 5:00” con el pelotón antes de  afrontar los últimos 40 kilómetros de la etapa donde estaba toda la dureza de la prueba.

EL ALTO DE ARRAIZ

Tras superar el Alto de Urrutzimendi y perder algunas unidades del grupo de escapados, fue Félix Grossscharter (Bora hansgrohe) quien lo probaba en el inicio del tercer puerto del días, segundo consecutivo: el Alto del Vivero. Tras él hizo una gran aproximación Tsgabu Grmay (Mitchelton-Scott) que cogió al ciclista austriaco en la cima del puerto. A menos de 10 kilómetros el grupo de escapados neutralizaba a los de cabeza y comenzaban todos juntos la ascensión al alto de Arraiz. Un ataque de Philippe Gilbert a menos de un kilómetro de la cima del puerto rompía el grupo de los escapados, al que sólo le podían seguir Fernando Barceló (Euskadi Murias) y Alex Aranburu (Caja Rural). Pero ambos españoles no podían aguantar el ritmo del corredor del Deceuninck y terminaban cediendo.

A 5 kilómetros de meta, la distancia de Gilbert con sus perseguidores se situaba en 15” y Gilbert llegaba al último kilómetro con 7” sobre Aranburu y Barceló. Los españoles no tenían tiempo para cazar a Philippe Gilbert quien levantaba los brazos en la meta de Bilbao, y lograba así la victoria 59 del Deceuninck-Quick Step, su tercera victoria de la temporada tras ganar la París Roubaix y una etapa en el Tour de la Provenza, y su sexta etapa en la Vuelta a España tras ganar en los años 2010, 2012 y 2013.

Deja un comentario