Pello Bilbao gana la etapa en un día de puro Giro con Carapaz como virtual ganador

PelloFoto: Giro de Italia
  • Roglic fue sancionado con 10" tras ser empujado por un aficionado
  • Los Movistar y Nibali se mostraron intratables en el penúltimo día de carrera

El Giro de Italia decía adiós a sus etapas de montaña en el penúltimo día de la ronda italiana. Antes de la crono de Verona, el Movistar Team quería asegurar la maglia rosa y colocar a Mikel Landa en el podio virtual. Todo ello en un día con triunfo español y en donde varios aficionados la liaron para mal, como últimamente suele suceder.

Y es que la victoria de etapa en los Dolomitas se la llevó el español Pello Bilbao. Segunda victoria de etapa para un Pello que en los dos días ha mostrado la mejor versión consiguiendo las dos únicas victorias para España. Todo ello en un día que estuvo marcado por el Movistar Team. El conjunto dirigido por Eusebio Unzué, con sus dos líderes, Richard Carapaz y Mikel Landa, mostraron su superioridad en las dos semanas de montaña. Los dos escaladores volvieron a mostrarse intratables en la montaña, algo que les valdrá para que Carapaz se enfunde la maglia rosa de campeón del Giro de Italia. Todo ello en un día en donde el ecuatoriano volvió a meter tiempo a Primoz Roglic, hasta 50 segundos, lo que le asegura al 99% la maglia rosa. Además, Landa consiguió adelantar al esloveno y colocarse virtualmente tercero. La crono de Verona decidirá pero Carapaz, con 1:54 sobre Vincenzo Nibali y 3:06 sobre Roglic tiene pie y medio en el cajón de ganador.

Día de ataques y… contraataques

Todo ello en la que se espera una jornada de infarto como la vivida este sábado. Y es que a 117 kilómetros para la meta, en la cima Coppi, Supermán López lanzó el ataque con  Carapaz y Mikel a rueda en lo que parecía un destrozo del Movistar a sus rivales. Y es que ni Nibali ni Roglic reaccionaron. Pero fue en la bajada cuando dieron caza a los dos Movistar y al Astana para sofocar el primer susto del día. Pero las cosas no se iban a quedar ahí. A 20kms para el final llegó la traca final con el entramado del Croce d’Aune y el Monte Avena. Las últimas montañas vieron como  Supermán encendía la chispa de la carrera con dos ataques pero fue Landa quien dio la vuelta a todo. El alavés se marchó en solitario hacia la cima en busca de la victoria de etapa y el podio del Giro. Pero el español no lo iba a tener nada fácil cuando de nuevo apareció Nibali en la bajada, que con Carapaz a rueda dieron caza al español. Todo ello con Roglic descolgado y cediendo segundos como en las dos últimas semanas de Giro.

Varios aficionados la liaron

Y con el Giro en juego apareció lo que nunca debe aparecer, un aficionado maleducado que la lio. Y es que, durante toda la carrera se han visto aficionados a lo largo de los muchos kilómetros del Giro, y en el penúltimo día la volvieron a liar. En primer lugar el involucrado fue Primoz Roglic, que cuando buscaba engancharse con el grupo de favoritos vio como dos aficionados lo empujaban hacia ellos. Algo que le ha costado diez segundos de penalización, lo que le dan a Landa 23″ de ventaja para la crono de Verona. Pero la cosa no se quedó ahí. Tras varias caídas de aficionados cerca de los corredores, uno de ellos acabó tirando al suelo a Supermán López. El aficionado tropezó y cayó sobre el corredor colombiano, que la emprendió a golpes con el aficionado. Y es que el miembro del Astana Team se descolgaba totalmente de sus posibilidades de pelear por la etapa.

Todo ello antes de un final de etapa precioso entre los líderes del Movistar y Nibali, que de forma constante se fueron dando relevos en busca de ampliar la ventaja con Roglic. Los tres, conocedores de la necesidad de esos segundos, tiraron del grupo de cabeza. Se esperaba la victoria de etapa de alguno de los tres cuando ahí apareció Pello Bilbao para impedirlo. El español, que estaba en la fuga, se impuso en su segunda etapa del Giro para poner un broche de oro a su vuelta gala. Todo ello en el penúltimo día de Giro antes de una agónica crono en Verona.

Deja un comentario