Pascual Momparler viaja hasta Yorkshire para reconocer los recorridos del Mundial de Carretera 2019

Momparler, durante la visita a Yorkshire.Foto: FEC

Resta escasamente un mes para que la Selección Española viaje hasta Yorkshire para defender el maillot arcoíris que conquistó Alejandro Valverde en el pasado Mundial de Innsbruck. Con el propósito de preparar la mejor salvaguarda posible del título y conocer cada detalle de los recorridos que compondrán la edición 2019 del Campeonato del Mundo de carretera se ha desplazado hasta allí Pascual Momparler, que tras un primer análisis explica que «serán carreras muy difíciles de controlar y bastante impredecibles. Va ser un Mundial complicado de correr».

El seleccionador nacional desgranó al respecto de la prueba en línea élite masculina que «se desarrollará por carreteras muy estrechas en las que será crucial la colocación y donde será difícil asistir a los ciclistas ante cualquier problema. A ello, habrá que sumar la climatología, pues en Yorkshire lo más normal es que el viento y la lluvia jueguen un papel relevante”. Estos factores, sumados a la tensión y exigencia que imprimirán los 180 primeros kilómetros que servirán para conectar la localidad de salida, Leeds, con el circuito final de Harrogates, hacen pronosticar al técnico valenciano que presenciaremos un Mundial “más duro y complejo de lo que muchos piensan. El tramo inicial que une la salida con el circuito final cuenta con tres puertos cortos, pero con rampas que pueden hacer daño, así que habrá que estar muy atentos».

Perfil del Mundial de Ciclismo en Ruta Elite Masculino de Yorkshire
Perfil del Mundial de Ciclismo en Ruta Elite Masculino de Yorkshire 2019.

Momparler adviertió también de la dificultad del circuito final de Harrogates, de 14 kilómetros, sobre el que está llamado a resolverse la prueba. «Es un trazado técnico y con algunas bajadas y curvas peligrosas. Además, la mitad del circuito está dentro de la ciudad y el resto fuera, por lo que el viento puede influir, especialmente en el repecho duro”. Esta subida a la que el seleccionador nacional hace referencia es Harlow Moor, que cuenta con 1’15 kilómetros al 6% y que tendrá que ser ascendida en siete ocasiones para completar los 285 kilómetros previstos. “Uno de los factores más decisivos de este Mundial creo que será el kilometraje. Va a hacer mucha mella en los ciclistas y solo unos pocos tendrán aún gas tras tantas horas sobre la bici para proponer un movimiento decisivo», dijo Momparler.

En cuanto a las opciones de la Selección Española, Momparler puntualizó que «para nosotros cuanto más duro se haga, mejor. Tendremos que leer muy bien la carrera y estar atentos para que no nos pille ningún corte en fuera de juego. Un aspecto que puede ser interesante es que la meta está situada en un repecho duro, que puede ser bueno para nuestros intereses».

CONTRARRELOJ

Por último, el técnico valenciano comentó que la contrarreloj élite masculina, que también contará con un importante kilometraje -52 km-, estará muy determinada por la forma en que azote el aire. «El viento va a influir muchísimo según como pegue. La crono se desarrollará por una zona de rectas muy abiertas, salpicadas por varios repechos, donde el aire puede ser determinante», explicó el técnico español.

    Deja un comentario