Nairo Quintana se impone en Valloire y Alaphilippe mantiene el amarillo

Nairo Quintana ganó la decimoctava etapa del Tour de Francia.Foto: BettiniPhoto / Movistar Team

La primera gran etapa alpina del Tour de Francia parecía que podía ser el día en el que Julian Alaphilippe (Deceuninck – Quick Step) perdiese el maillot amarillo pero no fue así… De todo lo que podía pasar, no pasó y el único que probó al líder fue el colombiano Egan Bernal (Team INEOS), quien atacó a falta de poco más de 2 kilómetros de coronar el Galibier y logró una renta de 45″ que pudo gestionar y recortar en meta 32 segundos al maillot amarillo. Tras el ataque del colombiano, salió Geraint Thomas dejando claro quien es el líder del equipo, pero el galés no iba tan fuerte como su compañero y acabó siendo neutralizado por Thibaut Pinot, junto al resto de favoritos… Fue en ese momento Alaphilippe dio síntomas de flaqueza y perdió unos metros que le descolgaron del grupo de favoritos (Landa, Thomas, Pinot, Kruijswijk, Porte, Urán y Buchmann). Pese a ello el francés les logró cazar en la bajada e incluso intentó dejar a sus compañeros de grupo, adelantado a todos ellos y lanzándose a cazar al colombiano.

Pero esa fue la guerra de los gallos, la victoria  de etapa se la adjudicó un gran Nairo Quintana, quien además de lograr su tercera victoria en la ronda francesa, salta a la 7º posición adelantado incluso a Mikel Landa y logrando el triunfo para el Movistar. “Nunca subestimes el corazón de un campeón”. Tras una carrera donde las cosas no fueron como él deseaba, Nairo Quintana (Movistar Team) hizo lo que solo los grandes del deporte mundial pueden lograr: volver a ofrecer al nivel que siempre tuvo y llevarse una gran etapa en los Alpes tras 207 km, casi 5000m de desnivel acumulado y tres grandes puertos entre Embrun y Valloire.

Quintana formó parte de una fuga inicial de 34 corredores donde estuvo acompañado por Carlos Verona y un Andrey Amador que se volcó por su compañero para salvar los cortes en la parte inicial del Lautaret, suave ascensión que conectaba con el decisivo Col du Galibier (Especial). En la fuga había otros hombre de enorme calidad como Romain Bardet, Michael Woods, Tim Wellens, Greg Van Avermaet, Adam Yates o Alexey Lutsenko. Fue a siete kilómetros de su cima, 26 del final, cuando el boyacense demarró sin oposición de una escapada en la que los intentos de Bardet y Lutsenko por mantenerse cerca de Quintana fueron en vano. Tercera etapa en el Tour -tras Semnoz (2013) y Col du Portet (2018)– y revitalizado lugar en la general, 7º a poco más de dos minutos del podio con otras tantas etapas de montaña aún por cubrir.

Nairo Quintana Tour 2019
Tour de France 2019 – 106th Edition – 18th stage Embrun – Valloire 207 km – 25/07/2019 – Nairo Quintana (COL – Movistar Team) – photo Luca Bettini/BettiniPhoto©2019

EL IZOARD, DECIDIÓ LA ETAPA

En el Col d’Izoard comenzaron los movimientos, tanto en la escapada como en el grupo. En la escapada Van Avermaet iba en cabeza con Julian Bernard. Por detrás iba un grupo con Yates, Quintana o Bardet. En el pelotón el Movistar tomó la delantera para imprimir un ritmo fuerte y Marc Soler le dio velocidad y rompió el grupo de favoritos que se quedó en una veintena de ciclistas. Podía ser un buen puerto para atacar viendo lo que esperaba después con el Galibier. Pero ninguno se movió. Nadie se atrevió a atacar y Movistar desapareció de las primeras posiciones del grupo, tomando el mando el Tea INEOS.

Nairo Quintana, que llegó a estar en el podio virtual gracias a la diferencia de mas de 7 minutos con el grupo de favoritos, no perdonó en el Galibier.  Nairo llegó a Valloire con minuto y medio de ventaja sobre Bardet. Bernal aguantó los 30 segundos de ventaja sobre todos los favoritos después de que Julian Alaphilippe lograse conectar en el descenso. El francés cuenta ahora con minuto y medio de ventaja sobre Bernal a falta de dos etapas todavía de Los Alpes.

El colombiano se mostraba muy satisfecho con la victoria de hoy: “Esta victoria es el reflejo de tanto esfuerzo que hemos hecho durante muchos meses. Hemos trabajado a conciencia, hemos hecho una labor creo que buena, pero las cosas no se nos han dado como hemos querido. Hemos seguido adelante y no hemos dejado de insistir. Sabía que podía ser un gran día para mí y hemos hablado con el equipo para hacer diferentes tipos de estrategias. Al final nos ha salido la victoria de etapa”. Nairo Quintana habló también sobre la estrategia del Movistar Team y los objetivos de la etapa de su compañero Mikel Landa: “Intentamos también con Mikel, elevando el ritmo atrás para que también pudiera atacar y adelantar posiciones. Me fue bien en lo personal, pero es, ante todo, una victoria todo el equipo. Han trabajado muy fuerte desde el inicio del Tour y me han ayudado mucho. Hubo mucha tristeza cuando perdí tiempo en el Tourmalet, pero aquí estamos. Esta victoria va dedicada a mis compañeros, a mi familia y a mi país, siempre apoyándome, en las buenas y en las no tan buenas. Siempre es una emoción ganar este tipo de etapa, un recorrido verdaderamente de escaladores. Aquí estuve presente, en mi terreno, en puertos muy bonitos, que me emocionan mucho”.

Mañana viernes, 19ª etapa y segunda en los Alpes de esta ‘Grande Boucle’, con solo 126 km pero con cinco ascensiones que incluyen el Iseran (Especial) y la subida final a Tignes (1ª), a solo 2 km de la conclusión.

Deja un comentario