Movistar cierra filas para la salida de Noirmoutier

Los ciclistas Mikel Landa, Nairo Quintana y Alejandro Valverde, durante la presentación del equipo Movistar para el próximo Tour de Francia, esta mañana en Madrid (Fuente:EFE).Foto: EFE
  • Quintana: "La etapa del pavé puede descartar a algún favorito"
  • Valverde pone en primer lugar a Quintana y en segundo a Landa.
  • Los tres ciclistas lamentan los pitos a Chris Froome durante la presentación.

El Movistar Team ofreció una rueda de prensa en el día previo a la salida inicial del Tour de Francia. El equipo español parte como uno de los principales aspirantes al título, disipando cualquier favoritismo de Sky. Valverde, Landa y Quintana apuestan por ser ofensivos, sabiendo de la dificultad de la carrera – especialmente con los pavés – y sabiendo que igual se tienen que pelear la victoria entre ellos.

ALEJANDRO VALVERDE: “TENEMOS QUE SER INMORTALES”

Alejandro Valverde dejó claro que el objetivo en el Tour de Francia 2018 es “ganarlo con Movistar” como equipo, porque su oportunidad personal “ya se ha pasado. Casi todo el mundo sabe mi papel en el equipo. Nairo Quintana y Mikel Landa están muy bien y yo vengo bien, por eso ahora ellos pueden tener más opciones”, analizó sobre el liderato del equipo.

“Venimos a hacer un gran trabajo y a ganar. Será difícil, pero contamos con un gran equipo para lograrlo”, dijo el murciano, que también lamentó los pitos a Chris Froome en la presentación de Sky. En este sentido mostró su confianza en que a partir del comienzo de la carrera se “empiece a hablar del Tour y nada de lo antideportivo”.

Sobre la presencia de un trío de líderes en el Movistar, con él mismo junto a Nairo Quintana y Mikel Landa, deseó que “sobre todo gane un Movistar”, aunque situó a Quintana en primer lugar, a Landa en segundo y finalmente a él: “Los tres tenemos que ser inmortales y a ver si nos tenemos que pelear entre nosotros para ganar”, recalcó.

Al respecto de su momento de forma, subrayó que llega bien, “sobre todo después del último Tour, que fue bastante malo para mí”. Nada que ver con esta temporada, donde ha sumado más de una decena de victorias: “2018 está siendo bueno y al Tour llego con ganas e ilusión, pero son 21 días y aunque esté bien puede pasar de todo”, añadió.

El principal temor de todos se centra en las nueve primeras etapas, “las primeras semanas más complicadas de los últimos años, al menos sobre el papel”, aseguró. Por lo que “se trata de no perder el Tour, porque son nueve días bastante complicados. Los primeros días son carreteras con muchas isletas y todo el tiempo al lado del mar, aunque no se prevé mucho viento, pero habrá que estar atentos y habrá más tensión. Luego vendrá el Muro de Bretaña donde los de la general tendremos que estar atentos”, comentó Valverde.

Y para el final dejó la etapa de Roubaix con el pavé, donde el objetivo será “intentar no perder el Tour, pero hay que tener suerte porque el problema es si pinchas o te caes, que no puedes pasar y es difícil solucionarlo”. Sobre los adoquines, destacó, “lo importante es el grupo entero” y para ello el resto de sus compañeros, como Benatti, Rojas, Amador o Soler tienen “mucha experiencia”.

MIKEL LANDA: “ESTAMOS A LA PAR CON SKY”

El Mikel Landa se mostró convencido de que su actual equipo está “a la par” con el anterior, el británico Sky: “Habrá que ver, pero de primeras estamos a la par. Tenemos corredores muy buenos y no creo que tengamos mucho que envidiar”, dijo el alavés, que reconoció que llega a la prueba francesa con “más madurez y las cosas más claras” y tendrá la oportunidad de hacer su carrera.

Tras dos temporadas trabajando a las órdenes de Chris Froome en el Sky, lo que más le ha gustado de los británicos es “cómo se gestionan los esfuerzos porque se miden muy bien las cosas y también lo hace Froome”. De los pitos que recibió su ex-líder en la presentación de equipos, afirmó que no le gusta que silben, “pero cada vez hay más rivalidad por las redes y se llega más a los extremos con gente que te quiere más y también que te pita”.

Desde la irrupción del Sky en el pelotón internacional, fue el equipo encargado de controlar de manera férrea y casi bloqueado el ritmo de la carrera, algo que Landa no cree que vaya a cambiar porque: “Si van líderes correrán como otros años y si no más a la ofensiva porque es lo que les ha funcionado y no creo que sea diferente”

Sobre su papel en la formación que dirige Eusebio Unzue en el Tour, reconoció que va a “compartir galones con Nairo y Alejandro” y consideró “normal que Nairo por el palmarés que tiene cuente con la confianza del equipo”, por ello tratará de “aprender con ellos y aprovechar la oportunidad”.

El ciclista vasco aseguró que este año llega a la salida del Tour “mejor preparado” y cree que está “muy bien, quizás mejor que los dos últimos años que venía del Giro. Este año la preparación ha sido diferente y más progresiva, porque cuando haces el Giro se trata de mantenerse y rezar para mantener la forma la última semana”, destacó.

NAIRO QUINTANA: “ME GUSTARÍA ESTAR A LA OFENSIVA SIEMPRE”

Nairo Quintana se presenta a la salida del Tour “tranquilo y con muy buenas sensaciones” y con el único objetivo de vestir el maillot amarillo el día 29 en París. “Llego con sensaciones muy buenas y muy motivado. Hemos trabajado bien para llegar con fuerza, más fresco que otros años y con un equipo fuerte que da tranquilidad”, señaló el colombiano en la rueda de prensa del equipo en Cholet.

Para Quintana “sería importante evitar las perdidas de tiempo al principio y llegar bien situados en la general para empezar la montaña. Luego a partir de ahí veremos las fuerzas de cada uno. La etapa del pavé será difícil, puede descartar a algún favorito de la general”, afirmó.

La presencia del británico Chris Froome, una vez resuelto su caso, no es un motivo de preocupación para el colombiano: “Para mí no es ni mejor ni peor, nosotros hacemos nuestra carrera, siempre habrá un rival que combatir, y si está porque ha resuelto su caso, mejor”, dijo.

Respecto al liderazgo del equipo, donde tendrá que compartir galones con el español Mikel Landa, tampoco espera Quintana que ello suponga motivo de fricción: “Siempre ha ocurrido lo mismo y hemos sabido llevarlo bien, nunca tuvimos problemas, y este año tampoco. El equipo es fuerte y esperamos terminar de amarillo en París”, indicó.

Quintana, más tranquilo y relajado que nunca, y confiado en su experiencia con tres podios en el Tour, no desveló si en el Tour se verá una versión suya atacante o conservadora: “Eso dependerá de la estrategia y el estado de forma. Atacar de lejos con el equipo detrás no tiene sentido. En una carrera de tres semanas hay que pensar cada movimiento. Me gustaría estar a la ofensiva siempre, atacar, y luego conseguir tranquilidad, pero todo depende de la estrategia de carrera y del equipo”, indicó.

Con contrato en vigor hasta 2019, Quintana también habló de su costumbre de cumplir los compromisos firmados, aunque aseguró que no estaría mal que le llegaran ofertas: “Me caracterizo por empezar una cosa y terminarla, tengo contrato y espero cumplirlo, y si Eusebio me ofrece quedarme lo aceptaré. Estoy tranquilo, pero si hay ofertas, bienvenidas”

    Deja un comentario