Marcel Kittel saca músculo en la sexta etapa y Kwiatkowski mantiene el liderato

Kittel se impuso en un ajustado esprint final en una accidentada sexta etapa del Tirreno Adriático. Sagan y el argentino Ariel Richeze le acompañaron en el pódium. (Foto: LaPresse)Foto: LaPresse
  • El colombiano Fernando Gaviria se fracturó la mano izquierda en un accidente múltiple.
  • Michal Kiatwkowski (Sky) sigue portando el jersey azul con una ventaja de tres segundos sobre el italiano Damiano Caruso (BMC).

El alemán Marcel Kittel fue el más rápido de los 142 corredores que disputaron la sexta prueba de la Tirreno Adriática 2018. El ciclista de Katusha volvió a mostrarse intratable al esprint y se impuso al eslovaco Peter Sagan (Bora) y al argentino Ariel Richeze (QuickStep).

La carrera estuvo marcada por la proximidad del grupo, que solo la proximidad a la meta y un par de caídas consiguió despegar. A pocos metros de la meta, Marcus Burghardt (BoraHansgrohe), Krists Neilands (Israel Academy), Jacopo Mosca (Wilier) y Artem Nych (Gazprom) encabezaron un primer ataque, en el que acabaron marcando distancia el trío vencedor.

Sin embargo, el polaco de Sky Michal Kiatwkowski sigue portando el jersey azul con una ventaja de tres segundos sobre el italiano Damiano Caruso (BMC) – mismo tiempo que mantenía antes de iniciar la prueba.

La etapa presentaba un recorrido de 153 kilómetros que arrancaban de la localidad costera de Numana y terminaba en Fano, municipio de la región de Pesaro. Un trayecto exigente en las primeras tres cuartas partes del mismo, y con unos últimos 35 kilómetros más llanos, y por lo tanto, más accesible a los velocistas.

La carrera estuvo marcada por su accidentalidad. Dos caídas masivas, una de ellas a ocho kilómetros de la meta, donde el corredor colombiano Fernando Gaviria fue el peor parado, fracturándose el metacarpiano de su mano izquierda.

El incidente fue un escollo para Peter Sagan, que se vio envuelto en el tapón y tuvo que realizar un esfuerzo inesperado para alcanzar la cabeza de carrera.

    Deja un comentario