Luke Rowe aparta una pancarta a un aficionado que titulaba: “Sky vete a casa”

Luke Rowe tuvo que descender del autobús del conjunto Sky Team para apartar un letrero que portaba un aficionado con la la inscripción
  • Rowe ofreció una versión diferente a la matinal, admitiendo el lance comentado con el aficionado.
  • Había un tipo fuera del autobús con un cartel que decía "Sky-Go Home", y cuando fui a firmar pasé a su lado agarré el cartel.

El ciclista británico Luke Rowe tuvo que descender del autobús del conjunto Sky Team para apartar un letrero que portaba un aficionado con la inscripción “Sky go home” (Sky vete a casa). La tensión anti-Sky volvió a tener presencia en la quinta etapa del Tour de Francia entre Lorient y Quimper sobre 204,5 kilómetros.

Una tensión que viene siendo latente desde que la UCI anunciara el pasado 2 de julio la absolución de Chris Froome por el supuesto positivo del británico en la Vuelta a España 2017.  Tensión que en algunos momentos se vive entre el conjunto Sky y los aficionados franceses, que tuvo su punto de partida durante la presentación del equipo británico en el pasado viernes.

Según testigos presenciales, Rowe salió del camión del equipo para dirigirse al control de firmas y se acercó al aficionado para quitarle el cartel de las manos y dejarlo en el suelo.

FOTO DE LOS AFICIONADOS

Entró en el autobús del Sky Team sin hacer comentarios mientras los periodistas lo presionaron para obtener más detalles. “No sé a qué te refieres, no fui yo”, negó Rowe el incidente una vez que regresó al autobús. El fotógrafo Ian Parker captaba la cara de circunstancia de los aficionados que portaban dicha pancarta, momentos después de que Rowe apartase la inscripción que mostraban entre el público.

Varios aficionados consternados al apartarle Luke Rowe la pancarta con el slogan “Sky vete a casa”.

La escena, por pequeña que resulte, revela la tensión subyacente en el Tour de Francia de este año, no sólo hacia Froome, sino también para todos los componentes del Sky. Una vez en la meta de Quimper, Rowe ofreció una versión diferente a la matinal, admitiendo el lance comentado con el aficionado. “No quise causar ningún tipo de daño. Había un tipo fuera del autobús con un cartel que decía “Sky-Go Home”, y cuando fui a firmar pasé a su lado agarré el cartel. No creo que estuviera demasiado molesto. Después volvimos y les dimos a los niños una botella a cada uno, No fue gran cosa “, explicó.

Froome no comentó nada del incidente y respondió algunas preguntas generales sobre la carrera, incluida la confirmación de que su esposa espera un nuevo bebé en las próximas semanas.

Deja un comentario