Elia Viviani logra su tercera victoria en el Giro de Italia

Elia Viviani del equipo Quick-Step Floors celebra su triunfo tras la decimotercera etapa de 180 kilómetros del Giro de Italia, comprendida Ferrara y Nervesa della Battaglia.Foto: EFE
  • Viviani afirmó que en la semana que resta tratará de defender el maillot por puntos.
  • Cinco hombres desafiaron la travesía de la Llanura Padana: Vendrame, Tonelli, Irizar, Marcato y Zhupa.

Elia Viviani (Quick Step) logró su tercera victoria de etapa en el Giro de Italia 2018 y sumó el triunfo 32 del Quick Step Floors en lo que va de temporada, unos registros asombrosos viendo la época del año en la que nos encontramos. El corredor italiano batió en la línea de meta a Sam Bennet y Danny Van Poppel en la decimotercera etapa del Giro de Italia, disputada entre Ferrara y Nervesa della Bataglia, con un recorrido de 180 kilómetros, en la que el británico Simon Yates retuvo la «maglia rosa» de líder.

En la jornada de transición hacia el Zoncolan, los favoritos pasaron el día sin sobresaltos y el protagonismo volvió a los velocistas. Entre todos, volvió a mostrarse intratable en la recta de meta el campeón olímpico de omnium Elia Viviani, quien con la «maglia ciclamino» por puntos alzó los brazos por tercera vez, cerrando con un tiempo de 3h.56.24 una jornada veloz de 46 kms/hora. Viviani, de 29 años, firmó su cuarta victoria en el Giro de Italia (tres en 2018 y una en 2015) y la novena victoria de la temporada.

La general no ha sufrido cambios y las miradas ya están puestas en este sábado, en el Monte Zoncolan, donde las espadas de los favoritos volverán a sonar. Simon Yates llegará con 47 segundos de adelanto sobre el holandés Tom Dumoulin (Sunweb) y con 1.04 respecto al francés Thibaut Pinot (FDJ Groupama), sus inmediatos perseguidores. El trayecto ofrecía un perfil llano con la excepción de la cota de Montello, de cuarta categoría, a 20 kilómetros de la meta, en la transición hacia la jornada temible del Zoncolan. Con los favoritos dispuestos a pasar página sin incidentes y el duelo de desempate entre Bennett y Viviani echó a rodar el pelotón.

LA ESCAPADA DEL DÍA

Cinco hombres desafiaron la travesía de la Llanura Padana: Vendrame, Tonelli, el español del Trek Markel Irizar, Marcato y Zhupa, que salieron de estampida apenas se dio la salida. Desde entonces la historia de la persecución de los sueños de corredores modestos, siempre estabilizada en torno a los 3 minutos. En perfecta armonía la avanzadilla llegó a la cota con apenas medio minuto de adelanto, ya sentenciada por la reacción de los equipos interesados en el esprint. Por detrás trató de rebelarse el alemán Tony Martin, un corredor que arruina cualquier escapada por su sola presencia. El grupo respeta mucho al tetracampeón mundial contrarreloj.

La insistencia del Katusha en cabeza de grupo, que tomó el relevo del Bora de Bennett y del Quick Step de Viviani, terminó de borrar la fuga del día a 3 de meta. Fue cuando el Lotto Jumbo quemó las naves sin resultado alguno, dando paso al arreón de nuevo del albanés Zhupa, incansable, pero las fuerzas cedieron a punto de afrontar la recta de llegada. Allì metieron candidatura los hombres del Bahrein para Bonifazio, con Bennett atento a la rueda de Viviani, pero el italiano volvió a salir con fuerza a 150 metros de meta para coger unos metros e imponer su ley, La que le llevó al triplete. Viviani 3, Bennett 2.

Este sábado llega una de las citas clave del Giro 2018, con la decimocuarta etapa, entre San Vito Tagliamento y la cima del Monte Zoncolan, de 181 kilómetros. Jornada de alta montaña con 5 puertos y ascenso final al temible puerto italiano. ‘La Porta del Inferno’, situada a la salida de Ovaro, dará inicio a una subida de 10 kilómetros al 11,8 por ciento de pendiente media y rampas de hasta el 23% que alcanzarán la cima a 1.730 metros de altitud tras superar un desnivel de 1.203 metros. Día grande del Giro y los favoritos ante el primer gran examen.

LA MAGLIA CICLAMINO

Elia Viviani afirmó que en la semana que resta tratará de defender el maillot que le acredita como líder por puntos y buscará una cuarta victoria. «Es increíble. Después de unos días difíciles esto es lo que necesitábamos el equipo y yo, ya que trabajamos duro durante dos días. Mis compañeros se lo merecen. Ayer todo el mundo estaba preocupado, fue un mal día. Tuvimos dos o tres días realmente malos, pero estamos realmente decididos a mantener esta camiseta hasta Roma, y realmente queríamos ganar después del hermoso comienzo», dijo Viviani en meta.

El campeón olímpico de onmium en Río de Janeiro 2016 se mostró animado para intentar ganar una cuarta etapa, a pesar de la presencia inmediata de la montaña. «Ganar nunca es fácil, en el deporte y en la vida. Puedes perder, ganar, tener un buen momento o malo, pero siempre persigues un sueño. Cuando lo logras, buscas otro. Nos queda una semana, tenemos el maillot por puntos y trataremos de defenderlo y de volver a ganar», concluyó.

    Deja un comentario