Cuenta atrás para una Dauphiné más montañosa de lo habitual

La prueba atraviesa algunos de los montes más exigentes de la cordillera alpina. (Foto: A. Broadway).Foto: A. Broadway
  • El Mont Blanc volverá a actuar de juez último de una prueba que se considera preludio del Tour de Francia
  • La competición arranca el 3 de junio con una prueba contrarreloj a través de Valence

El 3 de junio comienza la 70 edición del Critérium du Dauphiné, la prueba francesa, es un año más la antesala del Tour de Francia pero este año se echará en falta a algunos de los favoritos de la ronda gala que han decidido cambiar su preparación para el Tour. Ni Froome, ganador del reciente Giro de Italia, ni el bloque de Movistar Team, estarán en la salida de la ronda francesa. Además otros corredores importantes como Richie Porte (BMC), Rigoberto Urán (EF Education First) o Jakob Fugsland (Astana) tampoco tomarán la salida ya que se decantan por la Vuelta a Suiza.

Pese a ello, el cartel de la Dauphiné seré muy alto y alguno de los máximos favoritos del Tour de Francia si tomarán la salida en la carrera. Es el caso del francés Romain Bardet (AG2R), el italiano Vincenzo Nibali (Bahrein Merida) o el colombiano Egan Bernal (Sky Team), quienes si estarán junto a otros ciclistas de enorme calidad como Ilnur Zakarin (Katusha Alpecin), Daniel Martin (UAE Emirates) o Bob Jungels (Quicks Step). Nombres de mucho nivel al que hay que añadir a los españoles Marc Soler,  que será el líder de Movistar y Pello Bilbao, sexto en el Giro de Italia y que acude como jefe de filas.

Una carrera que es la presente edición destaca por tener más montaña de lo habitual. Este año la carrera combina la alta montaña con pruebas contrarreloj, y que el mundo del ciclismo profesional ha bautizada como el preludio del Tour de Francia. La prueba incluye cuatro etapas con final en alto; la última en el Mont Blanc, donde se coronará al campeón de la ruta gala.

PRINCIPALES ETAPAS

La carrera arranca con un prólogo de 6,6 kilómetros en Valence que servirá para conocer al primer líder de la general, aunque con poca trascendencia dado la corta distancia de la etapa. Poco protagonismo tendrán los velocistas a lo largo de la carrera, ya que solo las dos primeras etapas son propicias para una llegada en sprint, siempre que no se rompa la carrera, cosa poco probable debido a la dureza de la carrera. Serán éstas las únicas etapas para los McCarthy, Coquard, Ulissi o Boasson Hagen. Al prólogo se le suma la contrarreloj individual de la tercera etapa regular: 35 kilómetros entre las localidades de Pont de Vaux y Louhans Châteaurenaud, que dará emoción momentánea a la carrera y la opción de ganar alguna etapa a los expertos contra el crono antes de la montaña.

Todo lo demás son etapas de montaña, que comienzan el lunes 4 con un trayecto de 179 kilómetros entre Valence y St. Rambert, ascendiendo al Col de Leyrisse, el primero y más exigente de los siete puertos de montaña que deberán coronar los ciclistas en la primera etapa regular. Leyrisse es un paso de 2ª categoría con 8,5 kilómetros en una inclinación media del 4,5%. Posteriormente, restan más de 160 kilómetros, dos puertos de 3ª categoría y cuatro de 4ª para mostrar a los participantes el carácter de la Dauphiné.

Algo más tranquila es la segunda etapa regular, aunque el recorrido de 180,5 kilómetros que van desde Montbrison hasta Belleville en Beaujoulais cuenta con cuatro puertos de 4ª categoría y uno de 3ª, el Col de Cambuse, punto de inflexión de la prueba.

‘VARIAS ETAPAS REINAS’

Tras el paréntesis de la segunda crono, el jueves 7 de julio comienza el segundo y decisivo tramo de montaña de la Dauphiné. Cuatro jornadas con perfiles de montaña, donde predomina el final en alto. Chazey sur Ain marca el inicio de la pelea por un título de escaladores, con un recorrido de 181 kms. hasta Lans en Vercors, donde se dibujan tres grandes subidas, incluida el Col du Mont Noir (17,5 kilómetros con una inclinación del 6,9 %), y  la llegada a meta sobre el alto de Lans en Vercors (4,8 kms. al 7,5%).

El viernes 8 de junio, la quinta etapa del Critérium del Dauphiné 2018 recorre la histórica región francesa desde Grenoble a Valmorel, con dos ascensiones de 2ª categoría: Côte de Naysord y el Col de Mouilles, y el juicio final de la prueba, el ascenso final a Valmorel con una pendiente de unos 12,7 kilómetros al 7%. Un epílogo similar al de la sexta etapa, que termina en el alto de La Rosière, puerto de primera categoría (17,6 kms con un desnivel medio del 5,8%) que alcanza tramos del 9% de inclinación.

Etapa 6 de la Dauphine Liberé entre Frontones y La Rosiere.

 

El broche final del Critérium del Dauphiné 2018 llega el domingo 10 con la etapa reina que culmina en el Mont Blanc. Un perfil de montaña de 129 kilómetros que parte de Moûtiers y termina en Saint-Gervais, a 1.372 metros de altitud, tras tres puertos de primera categoría que calentarán la carrera de cara al final en alto de la etapa.

El broche final del Critérium del Dauphiné 2018 llega el domingo 10 con la etapa reina que culmina en el Mont Blanc.

    Deja un comentario