Alaphilippe mantiene su amarillo con victoria gala para Pinot y el adiós de Quintana

Pinto

Día intenso y de muchas emociones en el Tour de Francia con el siempre duro y complicado Tourmalet. Todo ello en un día en donde los favoritos debían recuperar el tiempo perdido ante un Alaphilippe que no iba a tirar la toalla a la primera de cambio. Pero un día en donde, seguro, alguno que otro iba a descolgarse de forma total en la lucha por la general. No es difícil de adivinar en este tipo de carreras.

El día comenzaba con la fuga del ‘Tiburón’ Nibali, quien corobana la cota de Labatmale, de cuarta categoría. Tras ello, la fuga se consolidaba con más de un minuto con el pelotón y con la presencia de corredores como Peter Sagan y Carlos Verona. Con el correr de los kilómetros el Groupama FDJ, con su líder Pinot, no quiso ceder mucho tiempo con la fuga que había aumentado la distancia en más de dos minutos. Y es que con 67 kilómetros por delante, en pleno Soulour, una ascensión de 1ª categoría y de 11.9km al 7.8% de pendiente media, llegaron con una renta de 2:15 sobre el pelotón. Hubo cambio en el pelotón y el Movistar se puso a tirar del pelotón con Landa en busca de una machada y Nairo sin querer salir en portada por el mismo motivo de siempre, ceder tiempo. Esto obligaba a Bardet a ceder, que no aguantaba el ritmo a 60 kilómetros para la meta. El eterno francés no podía más en su tierra. Tampoco podía Yates en un Soulour que comenzaba a hacer criba; mientras tanto, por delante, Nibali, Wellens y Gesbert se marchaban con 1:15 sobre el pelotón.

El Tourmalet llegaba a las bicicletas de los favoritos en un pelotón del que tiraba Carlos Verona. Turnaba el Movistar cuando a diez kilómetros para el final, sin ataques, Marc Soler tiraba y de repente, sin sorpresa alguna, comenzó a ceder tiempo Nairo Quintana. El líder del Movistar cedía con el grupo de favoritos y Soler iba a su rescate. El Groupama FDJ mantenía un alto ritmo en el pelotón de favoritos en donde Alaphilippe no cedía; Bernal y Geraint Thomas buscaban su mejor posición; y Landa quería la victoria de etapa. Enric Mas se encontraba con los favoritos pero tanto él como Porte cedieron a falta de cinco kilómetros para la línea de meta. El joven Gaudu trabajó como un gregario de primera categoría para Pinot, cuando comenzó a tirar el Jumbo Visma de un Kruijswijk que finalmente no pudo optar a nada. Comenzaron a caer Fuglsang, Urán, después Geraint Thomas y quien continuaba en cabeza era Alaphlippe. Después de la contrarreloj, su victoria ya no era una locura. Pero lanzó el sprint Pinot, que se impuso en solitario, y el maillot amarillo contuvo a Bernal pensando en la general.

El día concluyó entonces con la victoria contundente y de muy buena manera de Pinot, en su país, que fue seguido por Alaphilippe, Kruijswijk, Buchmann, Bernal y Landa. El primer español cedió 14 segundos con Pinot. Por detrás, Geraint Thomas cedió más de medio minuto, 36″; Fuglsang 5·»; el joven Enrica Mas 2:54″ y el todopoderoso líder del Movistar Team, Nairo Quintana, 3:24″.

Deja un comentario