Villarcayo – Villarcayo. 150 kms.

Marcha cicloturista Íñigo Cuesta

Villarcayo - Villarcayo

150Km

La marcha cicloturista Íñigo Cuesta presenta un recorrido de 150 kilómetros que parten y terminan en la localidad de Villarcayo, en la provincia de Burgos. La carrera comienza con un tramo asequible en leve ascenso que servirá para que los participantes calienten las piernas, hasta el kilómetro 20, donde se llega a los 881 metros de altitud en Argomedo.

Después del consecuente descenso hasta Soncillo, espera una larga subida muy suave, con porcentajes que oscilan del 2% al 3%, por una carretera relativamente estrecha y aunque la ausencia de tráfico es prácticamente total, suele haber ganado suelto por las faldas de la Matanela, puerto que coronarán los participantes y por el cual discurre de forma paralela al famoso puerto del Escudo.

Durante este ascenso los corredores disfrutaran de unas vistas excepcionales al Embalse del Ebro, serpenteado por la carretera de Corconte que se adentra hacia Campóo.

Ascenso al Portillo de la Lunada, en la marcha cicloturista Íñigo Cuesta.

En el Km. 46,5 se corona La Matanela sobre una altitud de 1005 metros, traspasando la línea divisoria con la Comunidad Autónoma de Cantabria. Aquí se inicia un tramo largo y muy peligroso descenso de 14 kms. hasta 200 m. sobre el nivel del mar por las tierras de Cantabria, la carretera estrecha, sinuosa y sin trafico, tiene un asfalto excelente ideal para los más atrevidos con la velocidad. No obstante, la organización aconseja tener cuidado porque hay muchas curvas sombrías con el asfalto deslizante.

En el maravilloso pueblo de la Vega de Pas, la carrera encara el segundo ascenso de la prueba: La Braguía, en el km. 64. Son 7 kms de subida, por carretera ancha y perfectamente asfaltada, yno tiene grandes pendientes, entre 4% y 6%, (5,4% de media), pero son mantenidas sin descansos y se hace bastante incómoda.

Tras el paso por el segundo puerto, y en un cómodo y amplio ensanchamiento de la carretera, estará situado el Avituallamiento Principal, sólido y líquido. La escalada al tercer puesto comienza inmediatamente tras este parón. El Campillo son 10 kilómetros de dura subida, con 6,7% de media por una carretera nueva, ancha y en perfecto estado.

Subida al alto del Cararol en la marcha cicloturista Íñigo Cuesta.

La bajada de Campillo concluye en el cruce de San Roque de Riomiera en el Km.94 de la marcha. En este mismo punto comienza la ascensión al Portillo de Lunada (1350 mts), el más duro del recorrido con 15 kms de ascensión.

Desde este punto de altura comenzará el regreso a la provincia de Burgos con un descenso que ofrece alguna que otra dificultad por la estrechez de la vía y curvas en su trazado, aunque con un pavimento excelente.

Finalizado el descenso del Portillo de Lunada (Km. 116) esperan los últimos 38 kms de excelente carretera, siempre en suave descenso y si sale viento será dominante a favor de la marcha, es el terreno ideal para formar pequeños grupos y rodar con relevos. La meta espera a 25 kilómetros, previo paso por la localidad de Espinosa.