¡Hazte con tu guía!
Disponible en nuestros canales online
COMPRAR

Zdenek Stybar: “No tener ninguna carrera es más difícil de lo que pensaba”

HARELBEKE, BELGIUM - MARCH 29: Arrival / Zdeněk Štybar of Czech Republic and Team Deceuninck - Quick-Step Celebration / Alberto Bettiol of Italy and Team Ef Education First / Greg Van Avermaet of Belgium and Ccc Team / Wout Van Aert of Belgium and Team Jumbo - Visma / during the 62nd E3 Harelbeke 2019 a 203,9km race from Harelbeke to Harelbeke / #E3BinckBankClassic / on March 29, 2019 in Harelbeke, Belgium. (Photo by Tim de Waele/Getty Images)Foto: Tim de Waele/Getty Images

Hace un año, Zdenek Stybar se convirtió en el primer ciclista no belga en más de tres décadas en ganar tanto Omloop Het Nieuwsblad como E3 Harelbeke en el mismo año, después de otra obra maestra táctica de Deceuninck – Quick-Step. Sus dos victorias en solo cuatro semanas contribuyeron a otra magnífica campaña de primavera el equipo belga, que volvió a dominar los adoquines, poniendo un bastión en casi todas las carreras de pavé desde finales de febrero hasta mediados de abril.

Entrando en su décimo año con los colores de Deceuninck – Quick-Step, Stybar estaba listo para ser nuevamente un protagonista clave en las carreras de un día que tanto le gustan, especialmente después de disfrutar de un fuerte comienzo de temporada en la Vuelta a San Juan de enero, donde logró una victoria. Desafortunadamente para toda la comunidad ciclista, la pandemia de coronavirus puso fin a la temporada por un período indefinido, cancelando o posponiendo muchos eventos, incluidas las carreras de un día.

Mientras estaba en casa, donde divide su tiempo entre su familia y mantenerse en forma, el checo de 34 años repasó su campaña de clásicas de 2019 para el equipo, la mejor hasta el momento, y de lidiar con este clima de incertidumbre que ha rodeado al mundo entero.

Zdenek, ha pasado un año desde tu victoria en el E3, ¿cómo de importante fue ese éxito para ti?

Es increíble lo rápido que pasa el tiempo. Ahora que lo pienso, parece que fue ayer. Lo que puedo decir es que fue una de mis mejores victorias, porque E3 Harelbeke, además de ser un evento difícil, es una de las carreras más importantes y hermosas del calendario, una que siempre soñé con ganar.

Haciendo memoria, ¿cómo fue esa carrera?

Todo cayó en su lugar ese día. Después de hacer Strade Bianche, Tirreno-Adriático y Milano-Sanremo, sabía que tenía buenas piernas, pero también necesitas algo de suerte, que esta vez estuvo de mi lado, ya que todo salió bien. Nuestro equipo entró en la carrera con un plan y lo ejecutamos perfectamente. Antes del Stationberg, le dije a Bob (Jungels) que solo atacara si se sentía fuerte, y su movimiento fue importante, ya que me permitió seguir a los otros ciclistas. Por supuesto, no me lo dieron gratis, ya que intentaron ponerme en el viento, pero me sentí muy bien y pude responder a sus maniobras. Cuando atrapamos a Bob con solo un par de kilómetros por recorrer, él todavía trabajó para mí, y su ayuda fue fundamental en la victoria que obtuve. Nunca olvidaré esto y espero que algún día le pague por eso.

Al convertirse en el primer ciclista no belga en 38 años en conquistar Omloop y E3 en la misma temporada, escribió una pequeña página de la historia.

Es un honor lograr algo como esto en estas veneradas carreras belgas y me enorgullece bastante. Ahora, cuando no hay más carreras, lo aprecio aún más. Quién sabe, tal vez algún día me convierta en el primer ciclista en ganar Omloop Het Nieuwsblad y Ronde van Vlaanderen en el mismo año, ¡eso sería algo incríble!

Hoy deberías haber estado en los adoquines, defendiendo tu título.

Es verdad. Trabajé muy duro para esto y traté de estar en la mejor forma posible para este período de la temporada, al igual que los otros corredores que entrenaron para alcanzar su punto máximo en estas carreras. Mi invierno fue muy bueno, obtuve esa victoria temprana en Argentina, tenía hambre de correr y obtener buenos resultados, y en París-Niza sentí que mi condición era buena y tenía una trayectoria ascendente. Eso me hizo sentir muy seguro de que Flandes y Roubaix me encontrarían en una de las mejores formas de mi vida. Ahora, lamentablemente, todo se ha ido y todo lo que podemos hacer es mantener la esperanza de que las cosas vuelvan a la normalidad pronto.

¿Es difícil hacer frente, tanto desde el punto de vista mental como físico, a esta situación y a la incertidumbre?

Estar sin carreras es más difícil de lo que pensaba. Físicamente, no tanto, pero mentalmente no es fácil. Tenía muchas ganas de estas semanas en los adoquines y en este momento debería haber estado en la cima de mi juego, pero ahora no me queda nada y todo lo que puedo hacer es tratar de adaptarme a eso. Por supuesto, sigo entrenando, aunque ya no realizo recorridos de 200 km, pero entrenar sin ningún objetivo es muy difícil y frustrante. Al mismo tiempo, esto te da una perspectiva completamente nueva y entiendes que ya no se trata de andar en bicicleta. Se trata de la vida real y había tantas personas que se vieron más afectadas por lo que está sucediendo ahora, y te hace pensar en ellas y en cómo lucha el mundo entero.

¿En qué gastas tu tiempo estos días?

Como dije, estoy entrenando todos los días solo, porque no quiero perder el ritmo. No quiero parar, así que entreno para mantener la forma tanto como pueda. Aparte de eso, paso más tiempo con mi hijo, lo cual es realmente agradable. Por lo general, tengo una maleta conmigo todo el tiempo, pero ahora se ha ido, la he puesto en el sótano, y es extraño no verla en la casa. Pero, como dije, estar en casa tiene sus ventajas y disfruto el tiempo que paso con mi familia, lo que agradezco, al tiempo que mantengo la confianza de que las carreras se reanudarán más pronto que tarde este año.

Deja un comentario