Saldarriaga: «Nuestra filosofía es el juego limpio, el trabajo ético y valores como la honestidad, por eso se cierra el Manzana»

El ex director deportivo del Manzana Postobón en la pasada Itzulia.
  • "Para Colombia y para América Latina significa un pérdida yo creo que muy lamentable".
  • "tengo la conciencia tranquila y puedo seguir vinculado con cualquier equipo y con cualquier estructura".

Luis Fernando Saldarriaga Gaviria (Colombia) ha sido hasta hace unos días uno de los directores deportivos del ya desaparecido Manzana Postobón. Los jefes del equipo decidieron diluir el equipo ante los casos de dopaje de Wilmar Paredes y Juan José Amador. Precisamente de un equipo, como bien dice Saldarriaga, que tenía «tolerancia cero» con el consumo de sustancias dopantes. Tras la disolución del equipo el colombiano repasa en La Guía del Ciclismo todo lo que ha sucedido estos días y su futuro que «espera que siga ligado a algún equipo».

¿Por qué se toma la decisión de cerrar el equipo?

Pienso que el equipo toma la decisión de cerrarse porque nosotros siempre hemos tenido una filosofía. Y es que el juego limpio, el trabajo ético y valores como la honestidad siempre son fundamentales en esto del alto rendimiento. Según esa percepción del entorno de trabajo se toman las decisiones. Cuando crees abanderado en el mundo, cuando sustentas con hechos tus acciones en torno a la cero tolerancia al dopaje la mejor forma de valorar creo que esto es siendo contundente y radical. Cuando hubiese un positivo o dos el equipo tendría que cerrarse.

¿Qué significará para Colombia y América Latina la pérdida del equipo?

Para Colombia y para América Latina significa un pérdida yo creo que muy lamentable porque en esta estructura teníamos en cuenta muchos factores del alto rendimiento como la lucha antidopaje, el pasaporte biológico. Teníamos una estructura de alto rendimiento en la cual nosotros competíamos al más alto nivel con el resto de equipos en la parte tecnológica o en el material. Teníamos un soporte científico que me ha dejado la tarea de estructurar el equipo como de tener algunas valoraciones de tipo psicológico.

Valoraciones en la parte biométrica pero todo estructurado en torno a una metodología colombiana, metodología que ha dado grandes resultados, que ha dado grandes figuras, una detección y selección de talentos bastante importante. Un trabajo metodológico consciente, táctico y teórico suficiente como para que cuando pasasen a World Tour fuesen los mejores. Y eso dio muy buen resultado. Teníamos una muy buena tecnología en la parte del entrenamiento. Entonces Colombia y América Latina pierden un referente en eso, en que siempre quiso estar con lo mejor de la tecnología, de la ciencia a la par estructurado obviamente en el conocimiento de nuestra experiencia y basados también en que era el mejor camino para inyectarle al equipo buenos recursos que el talento humano se viese de una manera natural y no por sustancias prohibidas. Yo creo que es lo que pierde Latinoamérica, un referente en el trabajo con el ciclismo de alto rendimiento.

¿Cómo afecta la desaparición al equipo colombiano? ¿Cómo os notifican los positivos de Wilmar Paredes y Juan José Amador? ¿Cuál es vuestra primera reacción?

Los positivos de estos dos corredores se notifican a través de una comunicación de la UCI y directamente a ellos. Nuestra reacción es de asombro, de incertidumbre porque nuestro equipo siempre ha considerado factores de riesgo como el riesgo social, se les habla mucho. Incluso un día trajimos un corredor que había dado positivo en Colombia y él mismo con su testimonio en la concentración dio una charla con el medico del equipo. Siempre hacíamos eso en las charlas técnicas, siempre había una apartado para eso, que los corredores creyeran en su talento, que la parte del entrenamiento era vital.

El primer positivo se notifica cuando estábamos en la charla técnica del Gran Premio Miguel Induráin y fue una reacción realmente impresionante de mucha tristeza. Yo hablo con el corredor y él decía que era inocente, que no había tomado nada. Creo que es el mismo pensamiento de todos cuando dan con un resultado adverso, que sostienen su mentira hasta el final. Entonces no había nada que hacer. Y con el segundo caso le explique que tenía que salir allí que el había nacido en el equipo como de hecho nació pero que realmente aquí no se daba ni se aplicaba nada, ni se obligaba a nadie a tomar cosas prohibidas, se educaba precisamente a lo contrario y bueno eso fue lo que hicieron los corredores que era una decisión desde el punto de vista individual.

¿Cuál ha sido vuestro trabajo contra el dopaje?

Nuestro trabajo contra el dopaje ha sido mucho. Aquí en Colombia debido a los tantos datos de dopaje participamos en un movimiento que se llamaba «Por un ciclismo ético». Pero en el cual se tenían algunos controles sorpresa en cuanto a la toma de muestras y se tenían algunas normas como por ejemplo los que salieran más de 50 sacarlos por la carrera que seguía, hacer los exámenes en las fechas indicadas, apartar los corredores que tuvieran unos valores anormales dentro de ese pasaporte del ciclismo ético. Nosotros también fuimos el primer equipo latinoamericano que hacía un pasaporte biológico interno con un seguimiento total de especialistas.

Creo que la educación era una factor fundamental y los jóvenes cuando entraban se les daban muchas charlas educativas y esa parte pedagógica buscando que no se entrara en ese juego de consumir sustancias. Creo que hemos sido referentes en la no aplicación sistemática de nada, por el contrario hemos creído en el talento, en la ciencia, en la tecnología. Invertir más en esos aspectos, en la biomecánica. Teníamos nuestro propio centro biomecánico, nosotros hacíamos nuestras propias valoraciones biomecánicas y yo creo que eso es un presente que ningún equipo hace ese tipo de trabajo.

¿Has podido hablar con Paredes y Amador? Si es así ¿qué le dijeron sobre el positivo?

Con Paredes hablé desde el principio y el negó todo. Después, en vez de agradecer que el equipo le haya brindado todas las oportunidades desde pequeño, que había aumentado su nivel social, que había recibido muy buena educación pues prefirió irse en silencio y no reconocer que había sido una decisión individual.

Con Amador lo mismo, que no había consumido nada, que le parecía todo muy raro. Pero al final es el deportista el que decide que sustancias mete en su organismo y es el único responsable de su inocencia. Los dos van a hacer una defensa. Sobre todo Amador fue más consciente y agradeció al equipo que no había recibido nada por parte del equipo.

Luis-Fernando-Saldarriaga
Saldarriaga ha sido uno de los directores deportivos del Manzana Postobón.

En el comunicado señalastéis que habéis trabajado contra el dopaje, ¿cómo se reciben los dos positivos?

El comunicado yo no lo vi, eso es cosa del equipo. Siempre se ha promulgado el juego limpio, la cero tolerancia al dopaje y en anteriores circunstancias se habían apartado corredores por esos temas porque no toleramos eso. Y la verdad es que los positivos los recibimos como un chorro de agua fría, un choque de fuerzas opuestas que estábamos seguros de nuestro trabajo, de nuestra lucha. Nunca estábamos exentos porque nadie esta exento de que pueda tener un positivo pero creo que trabajamos mucho porque esto no llegase y fue un duro golpe para la estructura.

¿Por qué se toma la decisión de no correr ninguna carrera? ¿Qué será ahora del Manzana Postobon?

La decisión de no continuar compitiendo es desde la junta directiva del equipo al ver que realmente se habían violado las reglas antidopaje del equipo y que realmente esa era la solución. Entonces ahora vendrá todo lo que es la parte de cancelación del equipo y arreglar el tema contractual con los corredores que creo se va a llevar a buen término por la seriedad que hay de todo el grupo que se encarga de la parte financiera.

¿Cuál es la situación actual de los corredores del equipo?

Lo que pasa es que ahora tienen que arreglar la parte contractual para después irse a otros equipos. En julio empieza el mercado de fichajes. No conozco la situación contractual de los ciclistas y cada uno decidirá si se va a otro equipo o lo que hace. Todo depende de la parte jurídica de la UCI y las condiciones en las que el equipo se arregle con los corredores.

¿Tienen libertad para fichar por otros equipo? ¿Hay algún principio de acuerdo de alguno de los corredores con otros equipos?

Los corredores del equipo han sido o van a ser apetecibles para otros equipos. Me imagino que algunos ya estarán con algunos contactos. La situación es que lo que primero que hay que hacer es pasar la situación contractual.

¿Te gustaría seguir vinculado al mundo del ciclismo?

Creo que tengo la conciencia tranquila y puedo seguir vinculado con cualquier equipo y con cualquier estructura. Tengo la suficiente experiencia, el suficiente conocimiento para enfrentarme a cualquier proyecto que venga. Por ahí hay algunas cosas pero esperaré que el tiempo me diga cual de las opciones es la mejor.

    Deja un comentario