¡Hazte con tu guía!
Disponible en nuestros canales online
COMPRAR

Carapaz es de oro

Richard Carapaz ganó la medalla de oro en los JJOO de Tokio (Getty Images),.Foto: Getty Images

Richard Carapaz se ha proclamado campeón olímpico con algo más de un minuto de ventaja sobre un grupo de favoritos en el que Van Aert ha conquistado la plata y Pogacar el bronce. El durísimo Mikuni Pass, con una pendiente media superior al 10% en sus casi 7 kilómetros de longitud y rampas que superan en varias ocasiones el 15%, ha sido finalmente el gran juez de la prueba en línea masculina de los Juegos Olímpicos de Tokio.

La carrera, lejos de romperse en el tramo inicial, ha ido controlada gracias al mando de Eslovenia y a la presencia de una fuga consentida que llegó a contar con 20 minutos de ventaja hasta la llegada al puerto de mayor entidad del día. Allí, en los empinados porcentajes del Mikuni Pass, la prueba olímpica ha saltado por los aíres y se han destacado 13 ciclistas de entre los que han salido los tres medallistas: Richard Carapaz, oro; Wout Van Aert, plata; y Tadej Pogacar, bronce. El mejor ciclista de la Selección Española ha sido Gorka Izagirre, 23º a algo más de seis minutos del ecuatoriano.

Richard Carapaz
Richard Carapaz ganó la medalla de oro en los JJOO de Tokio (Getty Images)

Los grandes protagonistas de la primera mitad de competición fueron Asadov, Aular, Daumont, Dlamini, Grosu, Kukrle, Sagan y Tzortzakis, integrantes de la fuga del día que en momentos puntuales llegó a contar con una ventaja de hasta 20 minutos. Eslovenia, de la mano de Jan Tratnik, ha sido la nación encargada de echarse a la espalda la responsabilidad de la carrera y comenzar a trabajar para disminuir la ventaja.

La primera ascensión de gran entidad, la subida al Monte Fuji, ha revelado problemas para Alejandro Valverde, que a pesar de ceder en primera instancia ha continuado peleando con gran pundonor y ha logrado entrar en el pelotón de favoritos en el posterior tramo de descenso. Ha sido tras el primer paso por meta, a falta de 50 kilómetros para la conclusión, cuando el gran grupo ha dado caza definitivamente a los fugados y se ha desatado una bonito pelea por la gloria olímpica.

Antes de ascender el Mikuni Pass, atacaron Evenepoel, Nibali, Dunbar, Kelderman o Caruso, pero ninguno de esos intentos ha fructificado y ha tenido que ser ya en las rampas del gran coloso del día donde Tadej Pogacar propusiera el primer movimiento decisivo. El ataque del reciente ganador del Tour de Francia ha provocado la selección definitiva de 13 ciclistas que se jugaría el triunfo. Además del esloveno, en ese corte entraron Urán, Carapaz, McNulty, Woods, Bettiol, Gaudu, Van Aert, Schachmann, Fuglsang, Kwiatkowski, Adam Yates y Mollema.

Tras coronar el Mikuni Pass, los 30 kilómetros posterior que restaban a meta se han convertido en un auténtico zafarrancho en el que McNulty y Carapaz han encontrado el momento idóneo para arrancar sin que nadie propusiera respuesta. El ecuatoriano y el estadounidense han abierto un hueco superior a los 30 segundos que les ha permitido llegar con ventaja a los cinco kilómetros finales. Allí Carapaz ha asestado el golpe definitivo con una ataque al que McNulty no ha podido responder y que ha permitido al ecuatoriano poner la directa hacia el sueño del oro olímpico. El segundo que ha conquistado Ecuador en toda su historia.

Por detrás, Van Aert, que ha sido quien más responsabilidad ha asumido en tratar de sofocar todos los ataques y movimientos, ha logrado vencer el sprint del grupo por la mínima sobre Tadej Pogacar para hacerse con la plata. El esloveno, finalmente, se ha hecho con el bronce; mientras que la cuarta y quinta posición han sido para Bauke Mollema y Michael Woods.

El mejor de los ciclistas españoles han meta ha sido Gorka Izagirre, que ha entrado 23º a algo más de seis minutos en un grupo en el que también se encontraban ciclistas de la talla de Roglic, Lutsenko, Martin, Buchmann, Caruso, Hirschi o Bennett.

Deja un comentario