¡Hazte con tu guía!
Disponible en nuestros canales online
COMPRAR

Elia Viviani: “Me asusta que alguien aún pueda pensar en doparse”

Elia Viviani (Quick-Step) se impuso en la primera etapa del Santos Tour Down Under 2019. (Foto: STDU).Foto: Santos Tour Down Under
  • El italiano saltó al profesionalismo en 2010, cuando ya se hacía mucho hincapié en los equipos del peligro de caer en el dopaje.
  • "Hace diez años, fue un momento en que el ciclismo había cambiado. Tengo la suerte de ser parte de esta generación".

A Elia Viviani (Deceuninck-QuickStep) el simple hecho de vincular ‘dopaje’ y ‘ciclismo’ le da miedo. Un binomio que cada cierto tiempo hace tambalear a este deporte, cuyas bases se asientan sobre todo lo contrario. Sobre el esfuerzo, el trabajo y el dar lo mejor de cada uno.

Viviani, campeón de Italia en ruta, ha admitido en el portal Cyclingnews que solo pensar que algunos ciclistas aún se puedan estar dopando, a pesar del Pasaporte Biológico, le deja “asustado”. Le preocupa que todos los integrantes de un equipo puedan perder su trabajo por las acciones de una persona.

“Lo que me asusta es que alguien todavía pueda pensar en hacerlo”, dice un Viviani que hoy en día es la bandera del ciclismo italiano. Un ganador nato que suma más de 70 victorias en su carrera profesional, que sigue siendo una referencia en el Quick-Step y un ejemplo para tantos y tanto ciclistas que sueñan con brillar en el World Tour. “Sé que todo un equipo podría retirarse si sucediera algo, por lo que no entiendo cómo alguien puede pensar hacer algo así”.

OPERACIÓN SANGRÍA

La llamada ‘Operación Sangría’ ha destapado una larga trama de dopaje en Austria y Alemania que ya se ha cobrado las carreras de Stefan Denifl y Georg Preidler, y que ha dejado una amenazante nubarrón sobre el pelotón profesional.

Sin embargo, Viviani dice sentirse afortunado de ser parte de una generación que se convirtió en profesional después de lo que se considera la peor era del ciclismo profesional: “Me siento afortunado de haberme convertido en profesional en 2010. Hace diez años, fue un momento en que el ciclismo había cambiado. Tengo la suerte de ser parte de esta generación“.

Elia saltó al profesionalismo en 2010 (Liquigas), en pleno ocaso de Lance Armstrong: “Todo el mundo estaba asustado de hacer algo porque los equipos dejaron claro que, si alguien lo hacía, podría haber significado el final para todos” – recalca el de Isola della Scala. “Como siempre he dicho, creo que el hecho de que los jóvenes puedan ganar, es una señal de que el pelotón está limpio”.

Viviani reveló que ha pasado controles fuera de competición desde el inicio de la temporada actual, sin problema, como otra labor más de su profesión: “No estoy preocupado por las pruebas. No es un problema, el problema es que alguien, después de todo lo que acabo de decir, incluso puede pensar en intentar hacer algo”.

Deja un comentario