¡Hazte con tu guía!
Disponible en nuestros canales online
COMPRAR

Sagan y el motorista que lo derribó en 2015 se reconcilian en Salamanca

Sagan y el motorista que lo derribó en 2015 se reconcilian en Salamanca.
  • En un clima de cordialidad ambos protagonistas se intercambiaron regalos.
  • Peter Sagan le obsequió a Esteban con un maillot arcoiris firmado.

Peter Sagan, ciclista del Bora Hansgrohe, se reencontró durante la jornada de descanso de La Vuelta 2018 con el motorista que le provocó la caída en la octava etapa de la ronda española del 2015 y que provocó la retirada del ciclista eslovaco. Jesús Esteban, que fue expulsado de la carrera por el percance en dicha edición, se reencontró con el triple campeón del Mundo. Ambos se intercambiaron regalos en su encuentro.

Después del entrenamiento del equipo Bora, Peter Sagan fue recibido en el aparcamiento del hotel del equipo por Jesús Esteban, el piloto de la moto de asistencia que lo arrolló provocando la retirada del eslovaco a 8 kilómetros del final de la octava etapa que terminaba en Murcia, cuando portaba el maillot verde. Una retirada que adelantó el viaje de Sagan a Estados Unidos, donde preparó el Mundial de Richmond, donde se adjudicó su primer título mundial.

“Gracias a esa retirada me proclamé campeón del Mundo, así que te tengo que dar las gracias”, le dijo Sagan al motorista madrileño, quien fue expulsado de la carrera tras el incidente con “un disgustazo impresionante”.

GANÓ SU TERCER MUNDIAL

En un clima de cordialidad ambos protagonistas se intercambiaron regalos. Peter Sagan le obsequió a Esteban con un maillot arcoiris firmado y el piloto le regaló al ciclista la cúpula frontal de la moto, la cual rompió el corredor con la espalda. “Recuerdo que el accidente me costó la retirada, pero en ese sentido no fue algo especialmente serio porque gané una etapa y pronto me iba a marchar. A partir de aquel día se inició el camino hacia tres mundiales”, bromeó el líder del Bora.

Aquel 29 de agosto de 2015, el máximo favorito para el sprint, perseguía uno de los cortes que se produjeron, se abrió hacia la izquierda y fue derribado en plena recta cuando el vehículo trataba de pasar al pelotón. Sagan se indignó de tal manera que golpeó su bicicleta y el coche médico, y no permitió que le atendieran de heridas en el glúteo izquierdo. Su reacción le costó una multa de 200 francos suizos por injurias y amenazas y de 100 por atentar contra la imagen del ciclismo.

El motorista fue expulsado de la carrera y desde entonces no ha regresado a la Vuelta. En principio, el equipo Saxo Tinkoff habló de emprender acciones legales “contra los responsables del atropello”. Fueron momento de especial sensibilidad, ya que en la Clásica de San Sebastián de aquel año, otra moto atropelló al belga Greg van Avermaet.

Deja un comentario