Artá se vuelca con Enric Mas

El español fue homenajeado en su pueblo (Luis Ángel Gómez/Photogomezsport).Foto: Luis Ángel Gómez/Photogomezsport
  • El ciclista subió al balcón del ayuntamiento y agradeció el apoyo recibido.

El municipio mallorquín de Artá, de unos 7.000 habitantes, se volcó ayer lunes con Enric Mas, subcampeón de la Vuelta de España 2018, y organizó una fiesta en su honor. «Me han de perdonar, estoy un poco nervioso y si cometo algún fallo es por eso», dijo un emocionado Mas desde el balcón del ayuntamiento de Artá a cientos de ‘artenencs’ que llenaban la plaza de la localidad.

«Es la primera vez que subo aquí -continuó- y espero que no sea la última. Es impresionante verlo todo desde aquí y me agradaría dar las gracias uno a uno a todos los que estáis aquí y a aquellos que no han podido venir por trabajo u otro motivo. Gracias por todo», añadió el deportista balear, que a sus 23 años está considerado la gran futura estrella del ciclismo español.

Mas, que recibió diversos obsequios, llegó a la sede del ayuntamiento caminando y acompañado por los «xeremiers», músicos que tocan instrumentos típicos de Baleares, familiares, amigos, y le recibieron las autoridades encabezadas por el alcalde de la localidad, Manuel Galán.

Al ciclista mallorquín le felicitaron de manera efusiva sus paisanos, que le dieron la mano, le hicieron un pasillo y se fotografiaron con él antes de que fuera recibido por las autoridades.

Todos los discursos previos a la intervención de Mas coincidieron en destacar la gran gesta de su paisano en la Vuelta a España, en la que subió al podio 70 años después de que lo hiciera otro corredor balear, Bernat Capó en 1948.

Artá vibró con el éxito del ciclista del equipo Quick Step, que se suma al que en su momento conquistó otro ‘artenenc’, Miquel Alzamora, antiguo entrenador de Mas, campeón del mundo en la modalidad en pista de madison (50 kilómetros) en 1997 junto al también mallorquín Joan Llaneras.

Deja un comentario