El Caso Seefeld amenaza con poner en jaque al deporte europeo

29 janvier 2019 - Tenerife - Georg PreidlerFoto: Groupama FDJ
  • Los deportistas se exponen a penas de tres años de cárcel.
  • Según medios alemanes, los deportistas pagaban entre 8.000 y 15.000 euros por someterse a las transfusiones cada temporada.
  • A día de hoy trabaja en identificar unas 40 bolsas de sangre.

Austria se ha convertido en epicentro de la lucha antidopaje mundial. El deporte del país alpino se ha puesto patas arriba, con una docena de implicados en la ya conocida como ‘Caso Seefeld‘ u ‘Operación Sangría‘. Y todo parte de un documental emitido por la cadena alemana ARD en enero de este año donde el esquiador Johannes Dürr denunció la existencia de una trama de dopaje.

Un mes después, la policía alemana y austriaca han llevado a cabo diversos arrestos durante los campeonatos del mundo de esquí nórdico de Seefeld. Precisamente el propio Dürr ha sido el último en dar declaración policial, ya que las autoridades consideraron que podía estar implicado de forma directa en la trama delictiva. Sin embargo el esquiador de 31 años, que ya dio positivo en los Juegos Olímpicos de 2014 de Sochi, ha sido puesto en libertad. El portavoz de la fiscalía de Innsbruck, Hansjörg Mayr, declaró a France Presse que Dürr “no parece poder obstruir las investigaciones”.

Hasta ahora, la trama ha llevado a disposiciones policiales a los esquiadores austriacos Max Hauke y Dominik Baldauf, los estonios Karel Tammjaerv y Andreas Veerpalu, el kazajo Alexey Poltorani y los ciclistas profesionales Stefan Denifl y Georg Preidler. Austria condena el fraude deportivo con hasta tres años de prisión.

Max Hauke
Max Hauke pillado en pleno proceso de transfusión de sangre (Youtube).

OPERACIÓN SANGRÍA

Según apunta la fiscalía, el cerebro de la trama sería Mark Schmidt, médico deportivo afincado en Efurt (Alemania). Los deportistas se sometían a transfusiones de sangre con la ayuda de especialistas. “Nos comunicábamos con el médico y su equipo con teléfonos móviles sin suscripción (anónimos en Austria). Cuando necesitábamos una transfusión, un especialista nos estaba esperando en un hotel cercano para colocarnos la aguja”, admitió uno de los implicados, Max Hauke.

Otro de los implicados, el estonio Karel Tammjaerv, también narró al canal ARD el procedimiento: “Mi entrenador Mati Alaver me dio un contacto en Alemania a finales del verano de 2016. Un médico que organiza estas cosas si quieres esquiar más rápido. Yo tomé la decisión. Sí, quiero este apoyo: el dopaje de sangre”.

El doctor Schmidt ya estaba en el registro de las fuerzas de seguridad y organismos antidopping. El germano estuvo implicado en el positivo por una variante de EPO del ciclista Bernhard Kohl, a quien se le retiró el maillot de escalada del Tour de Francia 2008. Unos métodos, que según informó la televisión alemana rondaban entre los 8.000 y 15.000 euros por temporada.

A día de hoy aún se busca identificación para unas 40 bolsas de sangre que la policía ha encontrado en sus investigaciones. Sin embargo, los nombres están en clave. El propio Johannes Dürr reconoció en la entrevista que el utilizaba el seudónimo de ‘Lucky Luke’. También avisó de que se avecinaba una gran trama que afectaría a varios deportes, más allá del esquí.

LAZOS CON EL CICLISMO

Uno de estos deportes salpicados es el ciclismo. Dos ciclistas (dos austriacos) han visto como se mancha su carrera profesional y, muy probablemente, se ponga punto y final a la misma.

Stefan Denifl ya había decidido poner fin al ciclismo profesional en diciembre de 2018, después de 13 temporadas entra las categorías World Tout y ProContinental. Una carrera que llegó a su ocaso con grandes triunfos, como la etapa de los Machucos en La Vuelta a España 2017 o la general de la Vuelta a Austria esa misma temporada.

Una mala decisión fruto de la incapacidad de alcanzar las aspiraciones: “Lo das todo, entrenas muy duro, administras cuidadosamente tu nutrición y ni aún así puedes competir en lo más alto. Sientes que siempre eres el tonto. Y un día ya has tenido suficiente”, justificó el excorredor austriaco.

Más trascendental ha sido para Georg Preidler, quien abandona el Groupama FDJ, equipo al que llegó en 2018. “Groupama-FDJ fue informado el 3 de marzo por el corredor austriaco Georg Preidler de su inmediata y espontánea renuncia, justificado por su inexcusable participación en el caso ‘Seefeld'”, comunicó el propio equipo en un comunicado.

Preidler expresó al rotativo alemán Kronen Zeitung la frustración que siente el ciclista al no alcanzar su éxitos, pero aseguró que sus logros están limpios: “Todos mis éxitos, como el Giro, fueron limpios. Fui bueno sin dopaje, nunca hice trampas”.

No obstante, el corredor austriaco de 28 años hizo presagiar una mala época para el ciclismo europeo: “No sé los nombres de otros deportista implicados, pero me imagino que habrá un terremoto internacional“, sentenció.

Deja un comentario