Vittorio Adorni entra en el salón de la fama del Giro de Italia

El italiano ganó el Giro de Italia en 1965.Foto: LaPresse
  • Vittorio Adorni se impuso en el Giro de 1965 y campeón del mundo en 1968.

Vittorio Adorni se unió al Salón de la Fama del Giro de Italia en su Parma natal recibiendo el Trofeo Senza Fine que se otorga al ganador del Giro desde 2000. En Italia, Adorni ha logrado sus éxitos más prestigiosos: el Giro de 1965, con la camiseta Salvarani, y la victoria en el Campeonato Mundial de Carreteras en Imola en 1968.

El campeón de San Lazzaro Parmense ganó el Corsa Rosa en 1965. Tras pasar a profesionales en 1961, sus logros más importantes están relacionados con el Giro y con Italia. En su carrera, vistió la Maglia Rosa 19 veces y ganó 11 etapas del Giro. Se une al cuadro de honor junto a Merckx, Gimondi, Roche, Moser, Baldini, Hinault e Induráin.

Al italiano se le vio bastante emocionado por este reconocimiento. “Me emociona mucho el día de hoy y creo que es muy bueno que el Giro de Italia recuerde a los corredores que hicieron algo importante en este evento. El Giro era el sueño de todos los ciclistas, en particular de los italianos, y ese sueño, por una razón u otra en mi caso, continuó desvaneciéndose”, dijo Adorni. Aprovechó para recordar su victoria en aquel ya lejano 1965. “1965 fue un año en el que me encontré preparado tanto física como mentalmente. Había conseguido la Maglia Rosa en la 13ª etapa, una contrarreloj individual de 50 km desde Catania a Taormina, y aunque sabía que la carrera aún sería larga y llena de escollos, nunca la perdí de nuevo. La etapa clave fue Saas Fee – Madesimo, una etapa de 282 km con cuatro puertos antes de la línea de meta. Gané esa etapa con más de tres minutos de ventaja y consolidé mi primer lugar en general”, recordó.

Deja un comentario