Viernes 19 de Octubre de 2018 | Hemeroteca
Quick Step Floors

Quick Step Floors

El Quick Step Floors belga, dirigido por Patrick Lefevre, afronta su decimosexta temporada en la máxima categoría con la difícil tarea de superar las 56 victorias obtenidas el 2017 y más después de perder corredores de mucho peso para la presente temporada Philippe Gilbert volverá a ser un año más la referencia de las clásicas de primavera (ganó el año pasado Flandes, Amstel y La Panne). Este año se marca como objetivos la Milán San Remo y la París Roubaix. Para ello contará con la ayuda de Yves Lampaert, Zdenek Stybar y Niki Terpstra. La responsbilidad este año recaerá sobre Julian Alaphilippe, que deberá ser la otra baza del equipo  en las clásicas y las victorias de etapa de media montaña. El equipo pierde corredores importantes para las las carreras de un día como Tom Boonen, retirado, y Julien Vermote. Además de perder también a dos de sus velocistas: Matteo Trentin  y Marcel Kittel, bajas que deberán suplir con Fernando Gaviria, que se marca como objetivo el Tour y con el fichaje de más renombre para este año: Elia Viviani (ganador de Hamburgo y Plouay en 2017), proveniente de Sky.   Para las grandes rondas, se queda como jefe de equipo Bob Jungels (8º en el Giro’17), mientras que pierden a corredores de la talla de  Daniel Martin (6º en el Tour’17), David de la Cruz (7º la Vuelta’17) y Gianluca Bambrilla. Este año una de las promesas españolas, Enric Mas, tendrá la oportunidad de demostrar su enorme talento en la montaña al igual que Álvaro Hodeg, el futuro relevo de Fernando Gaviria en los sprints.