Sábado 17 de Noviembre de 2018 | Hemeroteca
  • Entrevistas
  • Entrevista a Lluís Mas, nuevo fichaje del equipo Movistar

Lluís Mas: “He llegado a uno de los mejores equipos del mundo. En Movistar todo se magnífica”

El mallorquín Lluís Mas correrá en el equipo Movistar en 2019 (Foto:  PhotoGomez)Foto: PhotoGomez
  • Mas asegura que le gustaría probarse en las clásicas World Tour, además de participar en el Giro de Italia.
  • El ciclista mallorquín reconoce que tuvo momentos difíciles en su última etapa en el Burgos BH.
  • Sobre su salida del Caja Rural: "Me he sentido allí como parte de una familia. Me han tratado genial y nunca me ha faltado de nada".

Lluís Mas (Ses Salines, 1989) es una de las caras nuevas del Movistar Team para la temporada 2019. A sus 29 años y con más de 10 temporadas en categoría Continental y ProContinental, el mallorquín da el salto a la categoría World Tour de la mano del equipo de Eusebio Unzué. Un cambio que deseaba desde que comenzó a montar en bicicleta y que se produjo de una forma tan natural e inesperada que hasta parece difícil de creen en estos años donde los representantes mueven a sus anchas los asientos y oportunidades del deporte profesional. Lluís habló directamente con Unzué, esperó a acabar la temporada y el mánager del Movistar le devolvió la llamada: estaba dentro. Una alegría inmensa, un agradecimiento eterno al Caja Rural y muchos sueños por cumplir; pero eso nos los cuenta él mismo.

10 temporadas en categoría Continental y ProContinental. Dime la verdad, ¿pensaste que te retirarías sin competir en un World Tour?

La verdad que no. La ambición y las ganas de estar un poquito más arriba y conseguir más siempre han estado ahí. He tenido algún momento malo: la última etapa del Burgos, sobre todo el último año de Sub 23, cuando logré un sexto puesto en el Mundial de Contrarreloj y otros buenos resultados. Ves que no tienes la oportunidad de dar el salto y esos momentos son más difíciles.

Pero bueno, luego llegó Caja Rural. Cinco años en los que hemos ido creciendo y nunca he dejado de pelear para llegar a lo más alto. Y al final mira, no solo he llegado a lo más alto, sino que creo que he llegado a uno de los mejores equipos que hay en el mundo hoy en día.

Y al final llegó la oportunidad del Movistar, ¿cómo?

Por una parte fue un poco sorpresa, y por otra también esperaba la llamada. Al terminar contrato con Caja Rural este año – ya había hablado con Juanma Hernández (mánager del Caja Rural) y sabía que seguramente podría renovar con el Caja Rural – no tenía representante en ese momento y estuve mandando whatsapp a otros equipos, entre ellos a Eusebio (Unzué). En julio me dijo que en ese momento no me podía decir que sí ni que no. Que si podía esperar igual entraba porque era un corredor que podía encajar en el Movistar y que otros años había estado en la lista.

Una semana después de La Vuelta me llamó Eusebio y después de diez minutos de conversación me dijo que tenía un hueco y que podía encajar. Ni pregunté por años ni sueldo. Era una oportunidad que no se podía pasar.

La alegría de tu vida…

Pues sí, es llegar a la Champions del ciclismo. Un equipo que ha demostrado muchos años que es de los mejores, liderando el ránking UCI, etc.

LA TEMPORADA

¿Cómo ha sido la primera toma de contacto con el equipo en ese ‘stage’ inicial?

La verdad que una pasada. Todo se magnifica. En Caja Rural nunca me faltó de nada, pero en Movistar se multiplica por cuatro. Y la verdad que muy a gusto, tanto por el trato de los compañeros como del staff. No me sentí para nada un nuevo ni un extraño.

Además con muchos compañeros he coincidido en el pelotón. Dormí con Rafa Valls, con el que estuve en el Saunier Duval y luego en el Burgos BH, o todos los compañeros que he tenido en Caja Rural, que ya están ahí. Y luego con gente como Erviti y Alejandro (Valverde) he coincidido en la selección.

¿Ya habéis hablado de los objetivos o roles para esta temporada?

Eso es lo único que ha quedado un poco pendiente. Hablé un poco con los preparadores y con Eusebio. Ellos nos pasaron un calendario provisional de las carreras que el equipo piensa hacer este año, y los preparadores nos preguntaron que queríamos correr. Sobre eso ellos van a adaptar el calendario, pero claro, yo les dije que me gustaría correr el Giro de Italia. Lo que también buscaba es que me dijeran lo que quieren de mí, aunque para eso primero tiene que perfilar donde van los líderes, y en función a ello nos irán seleccionando al resto.

Sois cuatro los nuevos integrantes del Movistar, ¿ves a una plantilla a la altura del Sky?

Sí. Por supuesto. Este año, por ‘A’ o por ‘B’, no les han salido las cosas en las Grandes Vueltas. Pero Movistar, a parte de los cuatro jefes – que cualquiera puede ganar una grande – han demostrado que pueden estar a la altura de cualquier líder.

¿Valverde, Landa, Quintana y …?

Marc Soler. Está asumiendo el papel, ya lo demostró el año pasado ganando en Cataluña y en la Dauphiné. Puede que aún no esté para ganar, pero si no es este año será el que viene.

Lluís Mas en la pasada Vuelta a Burgos (PhotoGomez).

CAJA RURAL

Imagino que no fue fácil decir adiós al Caja Rural después de cinco temporadas…

La verdad que no. Desde el primer momento me he sentido muy a gusto y querido. Me han dado mucha confianza y responsabilidad. En esos momentos de duda, de si seguir o no, Juanma fue el que me dio la oportunidad de subir un escalón a ContiPro. Y estos años, gracias a Caja Rural, tal vez he demostrado que puedo estar otro escalón más arriba.

Siempre me he sentido allí como parte de una familia. Porque me han tratado genial, nunca me ha faltado de nada y al final me sentía con esa confianza con los directores de incluso poder dar alguna orden de carrera en una situación determinada.

Antes has mencionado que tenías una oferta de renovación por su parte…

Sí. Hablé con Juanma a mitad de Vuelta a España y en un principio le dije que sí, pero que como me había movido por mi cuenta tenía otras cosas y que si me podía esperar hasta septiembre para renovar. Me dijo que por supuesto. Él es el primero que sabe que su equipo está para dar corredores a equipos grandes, y lo ha demostrado todos estos años, que Caja Rural es una escuela, aparte de un gran equipo.

Caja Rural tiene eso, mucho respaldo y comunicación.

¿Esto es habitual?

Pues sinceramente no lo sé. Solo puedo hablar de Caja Rural.

¿Qué otras ofertas barajabas?

Estaba en contacto con Lotto Soudal y Dimension Data. Estaba todo muy al aire pero tenía ilusión y esperaba. Con Movistar fue una sorpresa porque con el Soudal ya había mandado alguna prueba médica, pero con ellos nada.

FUTURO

A lo largo de tu carrera has corrido cinco vueltas a España ¿Qué carrera te hace especial ilusión para el año que viene?

Siempre he dicho que las carreras que me hacen ilusión son las clásicas. Son carreras que corrí de juvenil y siempre se me han dado bien. Y alguna más pequeña que he ido con Caja Rural, como Le Samyn, o Aulne Châteaulin; digamos que previas a las grandes clásicas. La cuenta pendiente que tengo conmigo mismo es probar las World Tour, a ver cómo me desenvuelvo.

Si tengo que correr una grande, desde mi punto de vista, la que más me emociona es el Giro.

¿Más que el Tour de Francia?

Desde mi punto de vista, los medios han hecho grande al Tour. Para mí el Giro es el espectáculo que el ciclismo perdió. Es una carrera más descontrolada, hay muchas fugas… Y como ya he corrido cinco veces La Vuelta, pues si me dan a elegir, prefiero el Giro.

Como decimos, has participado en cinco grandes, llevas 10 temporadas como profesional, ¿qué puede aprender Lluís Mas en el equipo Movistar?

En el ciclismo siempre aprendes algo nuevo. Una referencia para mí en Movistar son Bennati o Erviti. Son una referencia; unos currantes que siempre han sabido llevar a sus equipos y a los líderes adelante. Yo quiero ser como ellos. ¿Aprender? A currar para un gran líder.

Has firmado por un año, ¿el objetivo es renovar?

Si, está claro. Es el primer objetivo, pero porque no también levantar un día los brazos y devolverle esa confianza en forma de victoria de etapa.

¿Hasta cuando te ves encima de la bici?

La suerte que tengo es que llegué joven y me siento joven. Visto lo visto, creo que me quedan 10 o 12 años (risas).

Mas defendió cinco años el maillot del Caja Rural (PhotoGomez).

Deja un comentario