Jon Aberasturi logra la primera victoria para el Euskadi Murias de 2018

El alavés Aberasturi sumó para su equipo la primera victoria de esta temporada después de haber conseguido numerosos puestos de honorFoto: EFE
  • El ciclista español. ha inaugurado el palmarés de este año del Euskadi Murias.
  • Carlos Barbero acabó molesto ya que Benjamin Prades le cerraba en la curva final.

Jon Aberasturi, ciclista del Euskadi Murias, logró un merecido triunfo en la primera etapa de la Vuelta Aragón, al batir en la meta del Alto de Castillo de Caspe al burgalés Carlos Barbero (Movistar) y a Garikoitz Bravo, también del Murias con un total de 4:06:52 y  una media de 43,7 km/hora. El Euskadi consigue una muy merecida victoria, la cual se le resistía y que estuvieron apunto de conseguir tanto Eduard Prades como Enrique Sanz en Yorkshire, Castilla y León, Itzulia o Madrid…

Carlos Barbero se quejaba al cruzar la meta de que Benjamín Prades le cerrara en la curva final y provocase que el ciclista del Murias se le escapara, por lo que fue imposible darle caza. Pasados unos minutos el ciclista burgalés restaba hierro al asunto en sus redes sociales: “Aclarar que Benjamín Prades y yo nos hemos tocado en la última curva pero pasado meta nos hemos dado la mano porque ninguno tenía culpa. En los sprints también se hacen amigos”

El alavés sumó para su equipo la primera victoria de esta temporada después de haber conseguido numerosos puestos de honor en las diferentes pruebas previas; en su palmarés personal es el décimo triunfo que obtiene. Aberasturi, por tanto, es el primer jersey amarillo que impone la Vuelta a Aragón trece años después de que lo luciese por última vez el alicantino Rubén Plaza en la localidad zaragozana de Illueca, en 2005.

La etapa se desarrolló bajo el patrón habitual de constantes ataques desde la salida lanzada hasta que se consiguió formar, poco antes de la primera hora de carrera, un reducido grupo de hombres fugados. Las hostilidades en el pelotón de la carrera aragonesa no se demoraron en busca de esa primera escapada que al menos otorga protagonismo durante un buen número de kilómetros a los ciclistas que consiguen meterse en ella.

Tras diferentes tentativas, se formó en el kilómetro 33 un primer grupo de tres componentes con dos españoles, Gotzon Martín (Euskadi) y Jorge Cubero (BH Burgos), junto al colombiano Alex Cano (Coldeportes Zenu), a los que el pelotón empezó a dejarles hacer. Poco después, cuando el trío ya acumulaba una veintena de segundos a su favor, el abuelo hispano del pelotón, Paco Mancebo (Inteja Dominican), decidía abandonar el pelotón en busca de los escapados. Su inquietud resultó exitosa y poco después conseguía el objetivo de integrarse en la escapada para conformar el cuarteto protagonista del día.

Mancebo llegaba a la carrera aragonesa, en la que había sido 9º y 5º en los años 2003 y 2004 respectivamente, con algunas dudas sobre su estado físico, por una afección de garganta que no terminaba de curar desde su participación en la Vuelta a Madrid, como había reconocido a EFE el día anterior. Su presencia en cabeza de carrera le permitía recuperar la moral e incluso soñar con luchar por el triunfo, aunque los grandes favoritos no se lo permitieron, en una etapa que “se adapta bien a mis características”, había dicho en las horas previas.

“He cumplido atacando”, ratificaba a EFE todavía sudoroso y recuperando el aliento nada más cruzar la línea de llegada, “aunque es verdad que no iba bien del todo”. A los cuatro escapados les permitieron llegar hasta el entorno de los tres minutos de ventaja; la máxima que consiguieron fue de 3:25 en el kilómetro 57,7, al paso por el alto de San Just. Esta fuga permitió a Paco Mancebo esprintar en el primer alto de montaña, el de San Just, y sumar los puntos que le permiten coliderar esta clasificación junto al vencedor de la etapa, así que lucirá mañana el maillot azul celeste de este trofeo.

El otro premio que había en juego entre los fugados era el de liderar la clasificación de sprints especiales, que fue a manos del colombiano Alex Cano (Coldeportes Zenu) tras ser más rápido que sus compañeros de aventura en los dos puntos calientes del día, en las localidades turolenses de Utrillas y Alcalis. Los cuatro mantuvieron un buen entendimiento para poder llegar lo más lejos posible en su intento, aunque fue definitivamente neutralizado a falta de diez kilómetros para la llegada.

En el pelotón, durante la persecución, hubo algún que otro escarceo, sobre todo en zonas en las que el viento podía convertirse en un aliado para intentar hacer un abanico y romper las hostilidades. Ninguno de ellos llegó a cuajar y finalmente todos decidieron fiarlo a los dos kilómetros de ascensión final a la fortaleza caspolina. No obstante, todavía tuvo fuerzas para intentarlo a falta de cinco kilómetros Óscar Pujol (Ukyo), pero el pelotón comandado en ese momento por los componentes del Israel Cycling Academy lo echaron abajo por la vía rápida. A partir de ahí, la lucha entre los aspirantes al doble premio de la victoria de etapa y el liderato se centró en conseguir la mejor posición posible para, llegado el momento adecuado, lanzar el que deseaban que fuera el ataque vencedor.

Aunque la rampa final no la conocían in situ, todos los aspirantes a la victoria la habían visionado en internet, y por ello, Aberasturi, tras comprobar que se encontraba con fuerzas, fue el primero en lanzarse a por el triunfo sin que nadie pudiese interponerse en su objetivo.

MAÑANA SEGUNDA ETAPA

El ciclista ha inaugurado el palmarés de este año del equipo vasco y se ha mostrado muy feliz tras proclamarse vencedor, “sabía que estaba fuerte y que llegaba con buen ritmo de carrera, pero no me esperaba ganar” y ha añadido que, “es la recompensa a todo el trabajo que estamos realizando todo el equipo, ya nos tocaba ganar”, ha asegurado Aberasturi.

Mañana, la caravana de la Vuelta Aragón se traslada a Huesca para la segunda etapa que finalizará en Zaragoza. Una jornada de 194 kilómetros donde los máximos favoritos son los hombres rápidos del pelotón, aunque el protagonista puede ser el temido viento del cierzo. La salida neutralizada será a las 11:35 y la llegada está prevista para las 16:15 en la avenida de Pablo Ruiz Picasso.

Deja un comentario