Strade Bianche 2019

Strade Bianche 2019

La Strade Bianche dará el pistoletazo de salida a las clásicas de primavera worldtour, junto a la Omloop Het Nieuwsblad Elite, los primeros días de marzo. Ya es tradición, y son ya 22 años, en los que se celebra esta durísima prueba en la Toscana italiana, una prueba de unos 180 kilómetros con salida y llegada en la Piazza del Campo de Siena. La clásica se caracteriza por su duro trayecto con continuas subidas y bajadas, y con rampas principalmente en los últimos 70 kilómetros de etapa algunas de las cuales llegan a alcanzar el 18% de desnivel, a lo que añadir los tramos intercalados de sterratos, pasos de tierra que hacen más dura y selectiva aún la carrera (y más aun si llueve durante la carrera o antes de ella).

La carrera suele llegar rota a la parte final de la prueba, normalmente con uno o dos corredores como cabezas de carrera. Pero la carrera siempre guarda una última dificultad,  la famosa Via Santa Caterina, una rampa con porcentajes de hasta 16% de desnivel ubicada justo antes de llegar a la meta en la histórica plaza, y donde ya el año pasado un brillante Wout Van Aert desfallecía en plena subida.

La prueba contará como es costumbre con un amplio elenco de ciclistas que intentarán ganar la prueba e intentarán desbancar a su último ganador, Tijs Benoot, quien sorprendió a los favoritos. Junto a él se espera que estén en la salida el tercer clasificado, Wout Van Aert, quien dará comienzo a su temporada con el Jumbo Visma el 1 de marzo; Greg Van Avermaet como jefe de filas del CCC; Julian Alaphilippe, el francés del Deceuninck Quick Step; o Matej Mohoric y Vincenzo Nibali por parte del Bahrein Mérida. Todo parece indicar que Alejandro Valverde podría volver a estar en la salida de la Strade Bianche tras un sensacional cuarto puesto en 2018.