Strade Bianche

Strade Bianche

Cada primer sábado de marzo desde los últimos 21 años, la Toscana acoge la Strade Bianche, una carrera de un día que sirve de preludio para las clásicas de primavera. Una prueba de unos 180 kilómetros que parten y terminan en la ciudad de Siena y que destacan por sus pasos de tierra denominados sterratos.

El ya tradicional trayecto recorre los paisajes de la Toscana con un perfil de subidas y bajadas que terminan en la Piazza del Campo de Siena. Lo más característico de la prueba italiana son los 63 km del tradicional sterrato – tramos de tierra – que complican la labor de los ciclistas. También incluye desniveles del 18% y un tramo final con una inclinación del 16% en la famosa Via Santa Caterina, justo antes de llegar a la meta en la histórica plaza.

La Strade Bianche es una carrera óptima para clasicómanos que combinan la velocidad y el aguante de un perfil variado. El italiano Fabian Cancellera lidera el palmarés histórico con tres victorias en el campeonato. Este año el belga Tijs Benoot sorprendió a los favoritos.