Omloop Het Nieuwsblad 2019

Merelbeke – Ninove. 200 kilómetros

Omloop Het Nieuwsblad

Merelbeke - Ninove

200Km

Por cuarto año consecutivo, el inicio de la Omloop Het Nieuwsblad se dará en el centro de Gante, en Merelbeke. Los corredores iniciarán la primera sección de adoquines a los 40 kilómetros de la carrera, en un paso de 1,7 kms conocido como Haaghoek, a la altura de Horebeke. Este paso es, junto con el Leberg, uno de los aspectos más destacados de la Omloop, ya que los ciclistas deben atravesarlos en tres ocasiones.

Inmediatamente después del Haaghoek, el pelotón va a Brakel para la primera cota del día, el Leberg, que en la edición de 2019 también se cruzará tres veces. El Leberg mide 700 metros de largo, tiene una pendiente media del 6.1% y un punto máximo que llega hasta el 14%. En un primer bucle entre dos pasajes del dúo Leberg y Haaghoek, donde los corredores pasarán por encima de los adoquines del Huisepontweg: 1500 metros que son un habitual de la carrera desde 2008.

El primer obstáculo después de la zona de avituallamiento es el Katteberg, en el kilómetro 101. Esta colina tiene una longitud de 750 m, una pendiente media del 6% y una pendiente máxima del 11%. Desde el Katteberg, el pelotón pasa a los adoquines del Holleweg, otros 1500 metros de sufrimiento antes de afrontar un nuevo paso por Haaghoek / Leberg.

Pasado el ecuador de la carrera, los corredores también repiten con el paso de Leberg en Brakel, listos para un segundo bucle en las Ardenas flamencas. Desde Maarkedal el pelotón vuelve a Oudenaarde y es a la altura de Volkegem, donde espera la cota de Wolvenberg: 800 m de largo, 50 m de diferencia de altura con un promedio del 6,3% y una pendiente máxima del 13%. La subida a esta colina sorprende principalmente por su impresionante tercer hectómetro.

En Oudenaarde (134,6 kms) hay dos bloques de adoquines consecutivos: primero el Ruiterstraat, de 800 metros de largo; y después Jagerij. Aquí comenzarán el regreso a Horebeke y Brakel para afrontar el tercer paso Haaghoek / Leberg, aunque antes tendrán que subir el mítico Molenberg, un callejón extremadamente inclinado pero corto, de solo 500 metros. A su desnivel medio del 7% se suman los adoquines en el tramo de mayor graduación (17%).

Tras más de 150 kms y después de pasar por tercera y última vez la sección de adoquines de 1,7 km de largo del Haaghoek, el pelotón entrará en el tercer y último tramo de carrera. El pelotón encauza su rumbo hacia Geraardsbergen y termina en Ninove. Las Berendries es una cota que sorprenden desde el principio, porque se estrecha tan pronto como empieza la ascensión. Esta subida de 900 m tiene una pendiente promedio de 7.2% y un máximo de 14%, con una diferencia de altura de 65m.

Le sigue una colina corta pero también muy exigente, sobre todo en el final, el Valkenberg, a la altura de Nederbrakel, con un desnivel medio del 8.2% y un tramo que alcanza el 13%.

En el kilómetro 183,3 espera uno de los grandes atractivos de la Omloop, el famoso Muur van Geraardsbergen. Un muro que vuelve a tener un papel determinante para el desenlace de la prueba. Un kilómetro con una inclinación media del 9.2% y un punto donde se alcanza el 20%.

Aunque la última colina, al igual que el Tour de Flandes, es el Bosberg en Moerbeke. Desde la entrada al bosque, a la que la colina debe su nombre, el recorrido está pavimentado con adoquines. La pendiente alcanza un máximo de 11% de desnivel, con un promedio del 5% sobre una distancia de 1350 m. con tramos empedrados. Este es el último obstáculo para los corredores. La cima desde donde se divisa Bruselas, Aalst, Ronse y Bergen, y donde el pelotón encarará los últimos 12,8 kilómetros de carrera llana hasta llegar a las calles de Ninove.