La posición correcta del sillín en bicicletas de ruta y contrarreloj

Jonathan Castroviejo, del Sky Team, logró revalidar su título de cómo Campeón Nacional de España contrarreloj al parar el reloj en 47:46 en la etapa en la localidad castellonense de Vall D’Alba sobre 37,5 kilómetros.
  • El ángulo óptimo de extensión de rodilla para un ciclista de ruta oscila entre los 145º-155º.
  • Preservar de la fatiga excesiva la musculatura isquiotibial deriva en llegar al último sector con una carrera más erguida.

La altura del sillín es uno de los factores clave a la hora de fijarnos en el rendimiento de la actividad ciclista. Estudios biomecánicos del ciclismo han centrado su atención en este fenómeno a fin de analizar la extensión de la rodilla y su influencia sobre la eficacia de la pedalada.

Aunque hay discrepancias en torno al ángulo óptimo para los ciclistas, especialmente en relación con la extensión de rodilla, algunas corrientes científicas aportan datos similares en lo que a cifras se refiere. Por ejemplo, un cambio de 2 grados en el ángulo puede traer cambios muy notorios en los estudios biomecánicos.

Según los estudios realizados, el ángulo óptimo de extensión de rodilla para un ciclista de ruta oscila entre los 145º-155º. Sin embargo, en la modalidad de contrarreloj la angulación cambia, ya que en este tipo de bicicletas la inclinación del tubo de sillín es más vertical, influyendo en el posicionamiento del usuario sobre la misma.

Posición de Castroviejo en una prueba contrarreloj.

PARÁMETROS

RUTA TIME TRIAL TRIATLON
EXTENSION DE RODILLA 145-155֯ 135-140֯ 135-138֯

Aunque la bicicleta puede ser la misma para Castroviejo que para Iván Raña, el ajuste de ella y la posición del ciclista va a cambiar dependiendo de la disciplina para la que se usa:

Normalmente los ciclistas UCI, con todas las limitaciones, algunas incomprensibles hoy en día, adoptan una posición más aerodinámica, más radical y muchas veces menos sostenible en el tiempo. Todo esto es debido a una gran inclinación del tronco, muchas veces llegando a ángulos rectos y a la necesidad que tiene el ciclista de irse a la punta del sillín para evitar dolores perineales y estar en mayor contacto con el pedal.

Sin embargo, los triatletas, sin todas las limitaciones métricas de la UCI, deben correr tras realizar el sector de ciclismo, por lo que aún deben tener la musculatura “fresca” para afrontar la carrera a pie. Con una posición menos agresiva en cuanto a la inclinación del tronco y buscando un mejor apoyo isquiático se consigue estabilizar al ciclista/triatleta durante más tiempo sobre el sillín.

Para esto, es indispensable llevar menor ángulo de extensión de rodilla, para poder tener los Isquiotibiales menos fatigados, al igual que la musculatura estabilizadora de cadera (sobre todo Core y glúteo medio). Esta ligera modificación de la altura del sillín genera un cambio en la potencia generada sobre los pedales, realizando mayor trabajo de musculatura del cuadrícula cuanto más bajo se sienta el ciclista.

Preservar de la fatiga excesiva la musculatura isquiotibial deriva en llegar al último sector con una carrera más erguida, menor pelvis drop y zancada más estable, en definitiva, una carrera más eficiente.

Tags:

Deja un comentario